La Fed alerta de los riesgos de la ‘guerra comercial’ iniciada por Trump

Jerome Powell, gobernador de la Reserva Federal
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La ‘guerra comercial’ entre EEUU y China, iniciada por los aranceles al acero y aluminio impulsados por la Administración Trump, deja en una posición muy complicada a la Reserva Federal estadounidense, que deberá elegir guiar su política monetaria o bien centrándose en un crecimiento económico más débil o bien en el incremento de los precios.

El Gobierno estadounidense ha iniciado una guerra de aranceles con su homólogo chino, en la que las tarifas sobre el acero y el aluminio fueron sólo el primer episodio. Trump ha amenazado con medidas adicionales por valor de 150.000 millones de dólares en importaciones chinas, y Beijing ha contratacado apuntando a sectores clave como los de la aviación o la soja.

Los aranceles supondrían presiones inflacionistas sobre la economía estadounidense, pero también una reducción de la actividad económica por la pérdida de confianza y el endurecimiento de las condiciones financieras, según publica Bloomberg.

Las actas de la reunión de la Fed del 20 y 21 de marzo, publicadas ayer miércoles, mostraron que “una gran mayoría de los participantes vieron la posibilidad de acciones comerciales de represalia por otros países, así como otros problemas e incertidumbres asociados con las políticas comerciales, y al igual que riesgos bajistas para la economía de EEUU”.

Para los miembros de la Fed, estas preocupaciones parecen ser más importantes que el aumento de los precios por los aranceles, ya que este último sería un impacto de una sola vez, similar al producido por la subida en el precio del petróleo en 2011.

La reunión de la Fed de marzo fue la primera bajo el mandato del nuevo presidente Jerome Powell, y en ella los responsables de política monetaria votaron por unanimidad elevar los tipos de interés en un cuarto de punto, hasta un rango de entre el 1,50% y el 1,75%.