La extrema derecha sigue extendiéndose por Europa

Miembros de Golden Dawn
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Lega (antigua Lega Norte) ha conseguido expandir su éxito electoral a costa de trasladar sus iras exclusivamente contra los inmigrantes. Lo que empezó como un partido nacionalista del norte de Italia – contra “los parásitos del sur” – se ha convertido en un frente nacional contra el extranjero. Ha sido el tercer partido más votado en las elecciones italianas y el último éxito de la xenofobia en Europa.

“Primero, los italianos”. Así se resume el programa electoral de Lega, liderado por Matteo Salvini, que ha conseguido el 17,5% de los votos y se ha convertido en el partido más votado dentro de la coalición de derechas que aglutina a Berlusconi (Forza Italia) y el post fascismo de Fratelli di Italia.

Los resultados del antiguo Liga Norte han sido celebrados por los partidos homólogos que se han propagado por Europa en la última década. Partidos de extrema derecha, euroescépticos y xenófobos que ceban sus mensajes con odio hacia una de las clases más desfavorecidas: los inmigrantes y refugiados.

El Frente Nacional de Marine Le Pen en Francia consiguió pasar a la segunda vuelta en las elecciones presidenciales (con el 21,3% de los votos) que encumbraron a Emmanuel Macron, el supuesto ‘futuro de Europa’ que había derrotado a la extrema derecha.

Sin embargo, desde que Macron llegó al Elíseo, Alemania e Italia han revelado que el auge de la extrema derecha no es algo que se detuvo con su victoria frente a Le Pen. Alternativa para Alemania consiguió el 12,6% de los votos, y tras la gran coalición que mantendrá a Angela Merkel en la Cancillería germana, el partido de extrema derecha se convierte en el principal partido de la oposición.

En Holanda, el partido de extrema derecha PVV, liderado por Geert Wilders, es la segunda fuerza del país con el 13,1% de los votos. En Hungría, el partido “por una Hungría mejor” (JOBBIK) fue tercera fuerza en 2014 con el 20,54% de los votos. Misma posición que consiguió en Austria el FPÖ, con el 26% de los votos, y Amanecer Dorado en Grecia (7%).

En Polonia, por su parte, el partido de extrema derecha PiS fue la fuerza más votada en las últimas elecciones y su cabeza de lista, Andrzej Duda es el presidente de la nación.