La economía española crecerá más de lo previsto, según la Comisión Europea

Paolo Gentiloni

Paolo Gentiloni, comisario de Economía

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

A medida que avanza la vacunación las proyecciones económicas de la Unión Europea mejoran. El comisario de Econo9mía, Paolo Gentiloni, prevé un avance del Producto Interior Bruto (PIB) español del 6,2% este año y del 6,3% en el ejercicio próximo. En general Bruselas estima un crecimiento y una expansión mayores para el conjunto de Europa basadas en la buena evolución de la economía en el primer trimestre. Para el conjunto de la UE se prevé un crecimiento del 4,5% este año y del 4,2% el próximo. Las economías recibirán en las próximas semanas las primeras cantidades de los planes de Recuperación y Resiliencia que ayudarán sensiblemente en el relanzamiento de la economía y a esas cifras de crecimiento.

Bruselas destaca especialmente el aumento del empleo y la salida de los trabajadores de los ERTES durante los dos primeros trimestres de este año. Y calcula que el impacto de la gran tormenta Filomena de principios de año afectó considerablemente al PIB hasta reducirlo un 0,4 por ciento por esa causa.

Las incertidumbres se ciernen sobre la evolución de la pandemia. Por un lado, el riesgo de que las variantes puedan afectar a los ya vacunados y por otra el desarrollo sin control de la Covid en el resto del mundo que afectará a la economía mundial. Eso podría provocar retrasos y cambios en la evolución de Europa, pese a lo cual en Bruselas se sigue siendo relativamente optimista sobre la evolución en los próximos meses.

La previsión para España mejora para este año, pero se reduce para el siguiente con respecto a los datos facilitados hace tres meses, del 6,8% al 6,3%. Pero se mantiene entre las economías que más crecerán en Europa, solo por debajo de Rumanía, República de Irlanda y Hungría este ejercicio y será la economía que más crezca el próximo. Hay que tener en cuenta que la economía española fue también una de las que más se hundió el PIB el año pasado como consecuencia de la paralización de la economía.

RITMO DE CRECIMIENTO MUY DESIGUAL

La Comisión cree que a lo largo de 2022 todos los países estarán en cifras anteriores a la pandemia, aunque reconoce que el ritmo de crecimiento es muy desigual y en el caso español reitera que alcanzará la recuperación a finales de ese ejercicio. De todos modos, el comisario de Economía, el italiano Paolo Gentiloni, se curó en salud al presentar los datos: “Estas previsiones son así mientras que esté controlada la pandemia, pero cualquier desvío es posible en caso de descontrol con las variantes”. E instó a acelerar el proceso de vacunación que ya ha alcanzado ritmos muy altos en el conjunto de la UE.

CONFIANZA AL ALZA

La confianza de empresas y consumidores sigue al alza lo cual refuerza las previsiones de crecimiento a los que ayudarán sensiblemente la puesta en marcha de los planes de Recuperación. Esa recuperación traerá consigo que la inflación seguirá por encima del 2% por lo menos este año y el próximo ante el aumento constante de los combustibles y de algunas materias primas. Pero una vez más Bruselas descarta la prolongación en el futuro de la inflación una vez pasado este período de rápido crecimiento tras la salida de la crisis.

En el caso español Bruselas insiste en que “las perspectivas de la economía española están aún sujetas a un grado de incertidumbre mayor de lo habitual. Se debe a la recuperación de las actividades vinculadas con el turismo, la respuesta de los agentes privados ante la potencial relajación de las medidas de contención y la magnitud y el impacto de las medidas públicas para contener el efecto de la pandemia y apoyar la recuperación, incluida la absorción real de los fondos de recuperación”.