La economía de EEUU creció un 5,7% durante 2021

Una mujer sostiene una bandera de EEUU

Una mujer sostiene una bandera de EEUU. Autor: Kent Meireis/ZUMA Wire/dpa - Archivo

El producto interior bruto (PIB) de EEUU experimentó una expansión durante 2021 del 5,7%, en comparación con la contracción económica del 3,4% que registró el país durante 2020, según la tercera estimación publicada por la Oficina de Análisis Económico del Gobierno (BEA, por sus siglas en inglés), que ha confirmado las dos lecturas anteriores.

La Oficina ha subrayado de nuevo que la recuperación de la actividad económica durante el año pasado se debe a los incrementos de todos los subcomponentes principales: gasto de los hogares, inversión de las empresas, exportaciones, inversión inmobiliaria e inversión en inventarios.

Con respecto a los datos únicamente referidos al cuarto trimestre, el incremento intertrimestral (calculado en tasa anualizada) fue del 1,7%, frente al alza del 0,6% observado en el tercer trimestre del año. La cifra no ha experimentado variaciones en comparación con las dos estimaciones anteriores, publicadas en enero y febrero. Este incremento se ha registrado a pesar de que todavía hubo restricciones e interrupciones de actividad de empresas en algunas partes del país por los casos de Covid-19.

En términos puramente anualizados, la forma preferida por la Oficina de presentar los datos, el PIB de EEUU se elevó un 6,9% en el cuarto trimestre del año, frente al incremento anualizado del 2,3% del tercer trimestre. Esto supone confirmar la estimación inicial del dato, ya que en la segunda previsión se había elevado hasta el 7%. El incremento en estos términos de la economía en el primer trimestre fue del 6,3%, mientras que en el segundo alcanzó el 6,7%.

Con estos datos, el PIB del país registrado en el cuarto trimestre se situó un 3,1% (una décima menos que la previsión precedente) por encima del registrado en el cuarto trimestre de 2019, justo antes de que la pandemia impactara en Estados Unidos. En el tercer trimestre, el PIB únicamente estaba un 1,4% por encima de los niveles prepandemia.