La deuda con rentabilidad negativa se reduce hasta niveles no vistos desde el inicio de la pandemia

Termómetro

Termómetro Bajo Cero

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las expectativas de un endurecimiento de la política monetaria ante la recuperación económica y la amenaza de la inflación han provocado que los niveles mundiales de deuda con rentabilidad negativa bajen hasta los 10 billones de dólares por primera vez desde abril de 2020.

Los precios de los bonos soberanos han caído desde principios de año ante la expectativa del mercado de que los bancos centrales empiecen a subir los tipos. Y las rentabilidades, que se mueven de manera inversa al precio, han alcanzado sus niveles más elevados desde el inicio de la pandemia.

“Esto es un reflejo del cambio de los tiempos y del cambiante panorama de la política monetaria”, explica a Financial Times Kristina Hooper, estratega jefe de mercados globales de Invesco US. “La reducción de la deuda con rentabilidad negativa es un símbolo de ese deseo de volver a la normalidad”.

El valor de la deuda con un rendimiento inferior a cero se disparó hasta los 18,4 billones de dólares a finales de 2020, según un índice de renta fija de Bloomberg, a medida que los bancos centrales como el BCE compraban grandes cantidades de deuda.

Pero en los últimos meses se ha ido reduciendo el volumen de deuda en negativo. Cayó por debajo de los 10 billones el 7 de enero, y se mantuvo por debajo de ese nivel hasta el 12 de enero, cuando volvió a subir ligeramente por encima, destaca el diario británico.

Buena parte de esta reducción se ha producido en la eurozona. A pesar de que el BCE todavía no espera subir tipos este año, sí ha comenzado a reducir sus compras de bonos, mientras que la inflación cerró el año pasado en el máximo histórico del 5%. Incluso en Japón, donde se espera que el banco central mantenga los tipos de interés en -0,1% en el futuro inmediato, los costes de los préstamos han aumentado. El rendimiento de la deuda pública del país a siete años ha subido esta semana por encima de cero por primera vez desde abril.

En general, la cantidad de deuda de rendimiento negativo ha caído en 2 billones de dólares desde el comienzo del año. La deuda de rendimiento negativo representa ahora alrededor del 18% del índice de bonos Bloomberg Global Aggregate, frente al 30% de hace un año, en un cambio que algunos inversores consideran el inicio de la vuelta a la normalidad en los mercados de bonos.