La Comisión multa a los fabricantes de coches alemanes con 875 millones de euros por ponerse de acuerdo

Volkswagen

Volkswagen

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Comisión envía un aviso potente sobre su agenda medioambiental. La vicepresidenta ejecutiva Margrette Vestager anunció hoy una multa de 875 millones de euros a los fabricantes de coches alemanes por ponerse de acuerdo para limitar el desarrollo de tecnologías de emisiones limpias. En el acuerdo participaron el grupo Volkswagen (que incluye Audi y Porsche), BMW y Daimler (Mercedes), aunque a este último no se le impone sanción por haber colaborado en la investigación. Todas las compañías reconocieron finalmente el acuerdo entre ellas.

La multa será de 502 millones para Volkswagen -el 45% de la prevista por su colaboración final- y 373 millones a BMW. El proceso se refiere al período entre 2009 y 2014, fechas en las que las compañías disponían de innovaciones tecnológicas suficientes para reducir la emisión de gases nocivos de óxido de nitrógeno en los motores diesel, pero prefirieron no desarrollarlas tras el acuerdo alcanzado entre ellos.

Esta es una investigación diferente a la denominada “Dieselgate” descubierta en Estados Unidos, que afectaba fundamentalmente a Volkswagen, y que consistía en una aplicación para que los vehículos vulnerasen el grado de emisiones cuando pasaban el control técnico. La investigación se desarrolló también sobre los vehículos de gasolina, pero “no hay pruebas suficientes” según Vestager de que el acuerdo afectara también a esos motores.

La vicepresidenta subrayó que “la competencia y la innovación para evitar la contaminación que producen los automóviles es esencial para que Europa cumpla con sus objetivos del Pacto Verde”. De hecho, en breve se darán a conocer nuevas medidas europeas para reducir la emisión de gases de efecto invernadero. Y esta sanción es un anuncio claro de que Bruselas actuará con contundencia para que las empresas se comprometan en esa lucha climática.

El cártel para limitar el avance tecnológico es un caso raro porque normalmente los acuerdos son para fijar precios y reducir la competencia, pero da idea de la importancia que la Comisión da a este caso. La multa viene avalada por los Tratados europeos que señalan que los acuerdos que limitan el “desarrollo tecnológico” son una causa de investigación de la competencia. Y sobre eso se basa esta sanción.