La CNMV advierte a Abengoa que el ‘split’ propuesto podría suponer “manipulación de mercado”

Abengoa

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha advertido a Abengoa en una carta remitida al presidente de la compañía, Gonzalo Urquijo, que si prospera el ‘split’ que planteará en su junta general extraordinaria de accionistas, convocada para el próximo 2 de octubre vigilará con lupa si la operación “pudiese constituir un supuesto de manipulación de mercado”.

En la misiva, publica por la propia compañía mediante un hecho relevante, el regulador del mercado afirma además que valorará “la posibilidad de ejercer las competencias que la ley otorga para garantizar la libre formación de precios y la integridad de la negociación, entre ellas la suspensión o exclusión de la negociación de los valores correspondientes, así como la impugnación de los pertinentes acuerdos societarios”.

La empresa andaluza anunciaba esta mañana que celebrará una junta de accionistas extraordinaria a principios del mes de octubre tras la petición realizada por Inversión Corporativa (IC), sociedad en la que se integran las participaciones de la familia Benjumea y de otras de las familias fundadoras de la empresa andaluza, así como accionistas minoritarios. El único punto del día será la votación de un ‘split’ con el objetivo de evitar una nueva dilución de los títulos de la compañía tras las nuevas normas que implica la modificación del precio mínimo de cotización de los valores negociados en el Mercado Continuo a 0,001 euros, respecto del valor de 0,01 euros vigente hasta la fecha.

En concreto, en el encuentro está previsto que se someta a la aprobación de los accionistas “un ‘split’ de las acciones de clase A y B representativas del capital social de Abengoa S.A., con atribución de diez acciones nuevas por cada una antigua, con la consiguiente adaptación del valor nominal de las mismas, a fin de evitar los perjuicios derivados del nuevo valor mínimo de cotización fijado por Bolsas y Mercados”.

IC había solicitado este desdoblamiento de acciones ante el temor de la dilución de su participación después de la entrada en vigor, el próximo 28 de septiembre, de los cambios. Según la sociedad, provocarían una dilución de la acción del 90% que, sumada a la dilución del 95% ya sufrida en 2016 durante el proceso de restructuración, supondría en la práctica la desaparición total de las inversiones realizadas.

Para el organismo que preside Sebastián Albella, esta propuesta de ‘split’ para contrarrestar el efecto de la medida de BME tendría como objetivo “que el valor por acción se aproxime al límite mínimo de precio por acción, lo que neutralizaría los efectos de la reforma”.

En la carta, la CNMV considera que la decisión anunciada por la Sociedad de Bolsas sobre el mínimo de cotización es “positiva y necesaria para promover la liquidez de los valores, asegurar su ordenada negociación, la correcta formación de sus precios y la protección de los inversores”. Asimismo, subraya que responde al nuevo marco normativo establecido por la directiva MIFID II y permite evitar la formación de precios “en niveles artificiales y la negociación desordenada”.