La clase obrera ‘abandona’ al Partido Socialdemócrata alemán

Un estudio confirma que la clase obrera ha trasladado su apoyo a otros partidos políticos.

Trabajador artesano

Un estudio del German Institute for Economic Research (DIW) reveló una tendencia cada vez más mayoritaria entre los votantes de los partidos socialdemócratas de Europa. La clase obrera ya no es mayoría. De hecho, según el DIW, los trabajadores ‘ordinarios’ solo representan el 17% del electorado del SPD (Partido Socialdemócrata de Alemania). ¿Dónde han ido esos votantes?

En el caso alemán, las clases trabajadoras han encontrado más proximidad ideológica en partidos como Die Linke (izquierda) o Alternativa para Alemania (extrema derecha) que el SPD. La clase obrera representa el 34% de los electores de Alternativa para Alemania.

La gran coalición con el CDU (derecha cristiana) de Ángela Merkel no ha hecho gran favor a los socialistas de Martin Schulz, que en estos momentos se encuentran 15 puntos por debajo del partido de la Canciller en todas las encuestas.

La falta de diferenciación con el centro derecha y formar parte de un establishment que ha depurado la crisis debilitando a las clases trabajadoras provoca que el SPD se encuentre en un barco ‘a la deriva’.

De todos modos, a poco más de un mes para las elecciones generales (24 de septiembre), los socialistas siguen manteniendo cómodamente la segunda posición, pero sin mucho poder de influencia.

El ejemplo de la cuenca minera del Ruhr

Griesenkirchen es la ciudad minera de Alemania. Ubicada en la cuenca del Ruhr, en el corazón de Renania de Westfalia, el estado más poblado de Alemania, es el hogar de cerca de una quinta parte de las 299 circunscripciones del país.

Durante mucho tiempo, este lugar fue un bastión del SPD, que ha gobernado la zona durante 46 de los últimos 51 años. Sin embargo, la crisis, Schröder y la irrupción de partidos disruptivos ha cambiado tanto las tornas que el partido de Ángela Merkel arrasó en las pasadas elecciones ‘autonómicas’, en mayo de este año.

Karl-Rudolf Korte, profesor de política de la Universidad de Duisburg-Essen, asegura al Financial Times que “hay muchas personas en partes del Ruhr que han quedado económicamente atrasadas y consideran que el SPD es la causa de sus problemas […] Nunca perdonaron al partido por las reformas de Schröder».

Por ejemplo, Guido Reil, un minero de Essen, y ex concejal del SPD en esa misma localidad, desertó del Partido Socialista el año pasado para enrolarse en Alternativa para Alemania (AfD). «El SPD ya no es el partido de los trabajadores. Eso corresponde al AfD», dice.

Más información