La banca europea recrudece su campaña contra los ‘excesos’ de la regulación

Monedas y billetes
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La cada vez más exigente regulación que pesa sobre la banca hace muy difícil que las entidades puedan llevar a cabo su actividad de respaldo de la economía. Esta es la tesis que ha defendido un lobby bancario europeo que acaba de presentar un informe con el que intenta que las autoridades y Gobiernos aflojen un poco la mano regulatoria.

El estudio, elaborado por la Asociación para los Mercados Financieros en Europa (AFME) y la consultora PwC, analiza 13 bancos globales que colectivamente representan el 70% de la actividad del mercado de capitales del mundo.

“Si bien los beneficios del marco regulatorio posterior a la crisis son claros, ahora es el momento adecuado para examinar cómo este marco ha influido en las actividades de los mercados de capitales de los bancos», dijo en un comunicado el presidente ejecutivo de AFME, Simon Lewis. “Nuestro estudio encuentra que, desde la crisis, ha habido un declive significativo en los activos de mercados de capitales globales de los bancos, con la regulación siendo, con mucho, el principal impulsor individual de estos cambios”. Este “claro vínculo” entre la regulación y su impacto en las actividades de los mercados requiere que las autoridades encarguen más estudios antes de emprender nuevos cambios regulatorios.

Las regulaciones bancarias han contribuido a una reducción “particularmente sustancial” en la capacidad de los bancos de “respaldar la emisión, comercialización y negociación secundaria de deuda corporativa, acciones y productos de cobertura relacionados”, añade Nick Forrest, de PwC. “Esto en última instancia puede conducir a un acceso reducido y a un mayor coste de los préstamos para los prestatarios corporativos”.

El estudio apoya su tesis en varias cifras: así, estima en 37.000 millones de dólares el coste regulatorio anual total aplicable a las actividades en los mercados de capital de los 13 bancos analizados, o, lo que es lo mismo, un 39% de los gastos totales en 2016. Los requisitos de capital y apalancamiento fueron los grandes culpables de estos costes, con casi un 90% del impacto total.

Asimismo, el estudio concluye que la regulación provocó una reducción de 14 puntos porcentuales en el ROE del negocio entre 2010 y 2016.

La AFME recomienda a las autoridades europeas y globales que acometan nuevos estudios sobre el impacto en la economía antes de llevar a cabo nuevas regulaciones.