La Agencia Internacional de la Energía advierte de posibles racionamientos este invierno en Europa

Gas

Europa corre el riesgo de sufrir un racionamiento energético este invierno, sobre todo si el frío coincide con el resurgimiento de la demanda en China, si no se adoptan medidas para mejorar la eficiencia energética. Así lo ha advertido Fatih Birol, director ejecutivo de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), organismo que busca coordinar las políticas energéticas de los miembros de la OCDE.

“Si tenemos un invierno duro y largo y no tomamos medidas […] No descartaría el recionamiento de gas natural en Europa, empezando por los grandes usuarios industriales”, ha asegurado Birol en una entrevista con Financial Times.

DEPENDIENDO DE CHINA

Birol ha afirmado que los gobiernos deben reducir la demanda de energía mejorando la eficiencia, pero añadió que la posible escasez de gas sería menos grave “si la economía china no funciona al ritmo habitual”. En los últimos meses, las restricciones impuestas en el marco de la política de cero Covid de Pekín han ralentizado el crecimiento económico y recortado la demanda de energía, pero el país se está reabriendo.

Muchos países de Europa continental dependen en gran medida del gas ruso y les preocupa que el Kremlin utilice la energía para presionar a los países que respaldan a Ucrania. Gazprom, el gigante energético ruso controlado por el Estado, ya ha cortado el suministro a países como Polonia, Bulgaria y Finlandia, y desde la semana pasada, a los Países Bajos y Dinamarca, por no cumplir supuestamente sus exigencias de utilizar un nuevo mecanismo de pago en rublos.

Los comentarios del jefe de la AIE sobre un posible racionamiento en Europa coinciden con los lanzados por algunos países europeos. El Gobierno alemán avisó en marzo que, en caso de escasez aguda, cortaría parte del suministro a la industria para garantizar que llegue a los hogares.

También el ministro danés del clima, Dan Jørgensen, detalló recientemente que los planes de emergencia, que podrían incluir el racionamiento de energía, podrían ser necesarios si Europa dejara de importar gas ruso. Kadri Simson, Comisario de Energía de la UE, también ha dicho que el bloque está desarrollando planes de contingencia para un cese completo de las importaciones de gas ruso, que podrían incluir el racionamiento para la industria.

Birol ha afirmado que la seguridad energética debe lograrse mediante una mayor eficiencia, un mayor uso de las energías renovables y «aprovechando al máximo los yacimientos [de petróleo y gas] existentes», en lugar de nuevos y grandes proyectos de combustibles fósiles, que podrían durar hasta las décadas de 2040 y 2050 y podrían significar «decir adiós a nuestra política climática internacional».