La acusación popular recurre el archivo de la causa contra MAFO en el ‘caso Bankia’

Miguel Angel Fernández Ordóñez, exgobernador del Banco de España
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La acusación popular del ‘caso Bankia’ que ejerce la Confederación Intersindical de Crédito (CIC) ha recurrido el archivo de la causa en lo relativo a las cúpulas del Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) cuando el banco salió a Bolsa, al considerar que se han ignorado informes que confirman la responsabilidad de ambos organismos.

El pasado 11 de mayo el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu decidió procesar al expresidente de Bankia Rodrigo Rato, al exvicepresidente José Luis Olivas, al ex consejero delegado Francisco Verdú, a una treintena de directivos, a BFA y a Bankia por la salida a Bolsa de la entidad, al entender que se falsearon las cuentas anuales y hubo fraude a los inversores.

Sin embargo, el magistrado archivó las actuaciones relativas a los organismos reguladores y supervisores, exculpando así al exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez, al exsubgobernador Javier Aríztegui, al expresidente de la CNMV Julio Segura y al exvicepresidente Fernando Restoy.

Según recoge la agencia Efe, la CIC ha recurrido también el sobreseimiento de las actuaciones sobre la auditora Deloitte -sólo está imputado el socio auditor Francisco Celma- y los exconsejeros de Bankia Atilano Soto y Luis Blasco Bosqued.

En el recurso, la acusación destaca que se ha omitido “cualquier referencia a los correos electrónicos del inspector del Banco de España José Antonio Casaus”, así como cualquier mención a los últimos informes aportados “a petición del propio juez instructor” y realizados por los peritos Víctor Sánchez Nogueras y Antonio Busquets.

La CIC recuerda que fue la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional la que instó al juez a citar como investigados a los exdirectivos de la CNMV y el Banco de España al entender que “existían indicios múltiples bastantes” de la comisión de un delito, algo con lo que es “legítimo” aunque “incomprensible” que el juez discrepe.