Juez de EEUU sella acuerdo final con Volkswagen por vehículos diésel

Volkswagen
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Un juez federal de Estados Unidos dio ayer su aprobación final al acuerdo de Volkswagen en ese país por el escándalo por la manipulación del sistema de emisiones de gases contaminantes en sus vehículos diésel. La automotriz alemana pagará al menos 1.220 millones de dólares para arreglar cerca de 80.000 automóviles con motores de tres litros vendidos en Estados Unidos. Si el software de los vehículos, que detectaba las condiciones de las emisiones y las volvía más eficientes, no puede ser actualizado para cumplir con los estándares del Gobierno, la compañía podría verse forzada a gastar más de 4.000 millones de dólares para recomprar los automóviles a sus dueños.

En la misma audiencia, el juez también aprobó un acuerdo de la autopartista alemana Robert Bosch por haber desarollado los motores utilizados por VW.

Bosch acordó pagar 327,5 millones de dólares a los propietarios estadounidenses de vehículos diésel VW, incluyendo una cifra más grande de modelos de dos litros. La compañía no admitió fraude intencional.

El año pasado, VW acordó pagar cerca de 15.000 millones de dólares para recomprar cerca de 475.000 automóviles con motores diésel de dos litros.

Volkswagen saludó la decisión del juez, que finaliza una aprobación inicial alcanzada en febrero. «Esto marca un hito importante para Volkswagen y significa que está disponible una solución para todos nuestros clientes con vehículos elegibles en Estados Unidos», indicó la compañía en un comunicado.

El denominado escándalo diésel se hizo público en 2014. Los costos de la automotriz alemana para alcanzar un acuerdo con el Gobierno y los clientes superan los 24.000 millones de dólares.