Jordi Pujol Ferrusola pide acusar a Villarejo en el ‘caso Tándem’ por elaborar documentos falsos para imputarle delitos

Jordi Pujol Ferrusola
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Jordi Pujol Ferrusola, hijo del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, ha pedido al juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón poder personarse como acusación particular en el ‘caso Tándem‘ que investiga al comisario jubilado José Manuel Villarejo –en prisión provisional– por haber presuntamente elaborado documentación falsa para poder imputarle delitos de los que está siendo investigado.

En un escrito dirigido al titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, al que ha tenido acceso Europa Press, el primogénito de Pujol considera que es una «víctima» de la trama liderada por Villarejo, pues asegura que fue «uno de los objetivos del denominado Grupo Cenyt», empresa del expolicía.

Según expone la defensa de Pujol Ferrusola, existen indicios de que algunos de los investigados por el juez García Castellón, y particularmente Villarejo, actuaron «al margen de cualquier legalidad y sirviéndose de su condición de funcionario público, falsearon documentos de carácter mercantil, obtuvieron información de carácter íntimo y ofrecieron ventajas y cobertura económica y policial a distintos testigos para presentar declaraciones moldeadas de signo pretendidamente incriminador». «Todo ello por cauces ajenos al conocimiento de la autoridad judicial y escapando a su fiscalización, en interés y lucro propios», añade el escrito.

Por ello, indica que la organización de Villarejo también podría haber cometido delitos de falsedad en documento mercantil, allanamiento de morada, denuncia falsa. El comisario jubilado ya está investigado por organización criminal, blanqueo de capitales, cohecho, descubrimiento y revelación de secretos, falsedad documental, tráfico de influencias, encubrimiento, extorsión, malversación agravada de fondos públicos y contra la Hacienda Pública.

La defensa de Pujol Ferrusola recuerda que la Sección 23 de la Audiencia Provincial de Madrid juzgará el próximo mes el exdirector adjunto operativo (DAO) de la Policía Eugenio Pino y su entonces subordinado Bonifacio Díez Sevillano –investigados también en ‘Tándem’– por la obtención y custodia de un pendrive ‘fantasma’ con datos de Jordi Pujol Ferrusola, que se trató de incorporar a la investigación de la Audiencia Nacional sobre el patrimonio de la familia del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol. Vista oral a la que tendrá que acudir como testigo Villarejo, ya que fue a quien los acusados entregaron dicha memoria extraible.

INTRUSIONES EN EL DOMICILIO Y DENUNCIAS FALSAS

Así, a lo largo de 15 páginas, el abogado describe los episodios que le hacen concluir que es un perjudicado de la trama de Villarejo. En primer lugar, detalla «tres intrusiones en el domicilio» de la exmujer de Jordi Pujol Ferrusola, en febrero de 2013, al que atribuye el delito de allanamiento de morada.

Destaca que los Mossos d’Esquadra informaron que las huellas dactilares que habían tomado en la investigación de las entradas «habían sido enviadas a los cuerpos de Guardia Civil y de la Policía Nacional para que fueran cruzadas con sus bases de datos y que la respuesta que recibieron fue que se trataba de unas huellas ‘especiales'».

Otro de los hechos destacados en el escrito presentado en la Audiencia Nacional es la denuncia que interpuso en 2012 el empresario Francisco Javier de la Rosa contra Pujol Ferrusola por presuntas coacciones y amenazas tras la aparición de informaciones sobre el borrador de un atestado policial elaborado por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional.

También recuerda la denuncia de Victoria Álvarez, la que fuera pareja sentimental del hijo del expresidente catalán, por malos tratos y por un supuesto conocimiento de una actividad patrimonial que se estaría lllevando a cabo en Andorra. Ambos denunciantes reconocieron en sus respectivas declaraciones judiciales que lo hicieron a instancias de José Manuel Villarejo y su socio Rafael Redondo Rodriguez, subraya la defensa de Pujol Ferrusola.

DOCUMENTACIÓN «FALSA» QUE SE ENTREGÓ A ANTICORRUPCIÓN

Respecto de la ilícita obtención y falsificación de documentos mercantiles, que posteriormente fueron aportados a la Fiscalía Anticorrupción para que se pusiera en conocimiento del juez instructor de la Audiencia Nacional José de la Mata, que investiga el origen de la fortuna de la familia Pujol, el abogado asegura que Villarejo se «concertó», al menos durante los años 2014 y 2015, con el que fuera máximo accionista de Banca Privada d’Andorra (BPA) Higini Cierco «para recabar información bancaria sobre la familia Pujol-Ferrusola».

En esta línea asegura que la documentación entregada por Cierco a los fiscales Anticorrupción, como el certificado expedido por la entidad Andbank sobre una cuenta bancaria en la que figuraba como titular Jordi Pujol Ferrusola, era «falso», pues trataba de vincular a su cuñada Anna Vidal para poder atribuir al marido de ésta, Oriol Pujol, «un rol, cuanto menos, de testaferro».

«BPA y Andbank son dos entidades bancarias independientes y sin vinculación, por lo no existiría razón aparente» para que el propietario de la primera entidad «pudiera haber tenido acceso a esta información expedida» por el otro banco «por cauces ordinarios», concluye la defensa.