Jaguar Land Rover esquiva los ‘números rojos’ hasta septiembre, al ganar 83 millones

Range Rover Sport HST Special Edition
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Jaguar Land Rover finalizó los nueve primeros meses del ejercicio fiscal (de abril a diciembre de 2019) con un beneficio neto de 70 millones de libras (83 millones de euros al cambio actual), lo que supone esquivar los ‘números rojos’ de 3.440 millones de libras (4.095 millones de euros) del mismo período del año anterior.

La firma británica explicó que esta mejoría de sus resultados hasta septiembre se justifica por la comparativa con el mismo período del año anterior, en el que su negocio se vio afectado por «complicadas» condiciones en el mercado chino, que motivaron una caída de ventas en el país asiático, así como por la mayor depreciación y amortización derivada de las inversiones.

Además, en el tercer trimestre de 2018 experimentó unos extraordinarios negativos vinculados con la reducción prevista de su stock, de los ajustes en la garantía de reserva y de la reevaluación de sus inmuebles y del tipo de cambio.

La empresa señaló que se ha anotado una mejora de ‘cash flow’ total por valor de 2.900 millones de libras (3.452 millones de euros) gracias a la implementación de su plan estratégico ‘Project Charge’, lo que supone cumplir antes de tiempo y superar las previsiones de 2.500 millones de libras (2.976 millones de euros) estimadas para el cierre del año fiscal (marzo).

Con motivo de la buena evolución de este plan, la firma ha iniciado el nuevo ‘Project Charge +’, a través del que estima lograr unos ahorros de costes de 1.100 millones de libras (1.309 millones de euros) y una mejora del flujo de caja de 4.000 millones de libras (4.761 millones de euros) para el año 2021.

SUBE UN 2,7% LA FACTURACIÓN

En los nueve primeros meses del ejercicio fiscal 2019-2020, Jaguar Land Rover facturó 17.558 millones de libras (20.902 millones de euros), un 2,7% más, mientras que sus ventas mundiales alcanzaron 398.800 unidades, un 5% de retroceso.

La filial del grupo Tata Motors finalizó los tres primeros trimestres con unas ganancias antes de impuestos de 79 millones de libras (94 millones de euros), respecto a las pérdidas de 3.749 millones de libras (4.463 millones de euros) de dichos meses de 2018.

En el tercer trimestre fiscal (septiembre a diciembre), la firma obtuvo un beneficio antes de impuestos de 372 millones de libras (442,8 millones de euros), en comparación con los ‘números rojos’ de 3.219 millones de libras (3.832 millones de euros) de 2018.

Entre septiembre y diciembre, la compañía registró unos ingresos de 6.398 millones de libras (7.616 millones de euros), un 2,8% más, y unas matriculaciones mundiales de 141.200 unidades, un 2,3% de descenso respecto a dichos meses de 2018.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA