Italia suspende los pagos de la hipoteca

El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno italiano suspenderá los pagos de las hipotecas, en un esfuerzo por mitigar el impacto de las amplias restricciones impuestas en todo el país para contener el mayor brote de coronavirus del mundo después de China.

Italia aumentará el paquete de ayudas fiscales para familias y empresas en dificultades hasta los 10.000 millones de euros, frente a los 7.500 millones iniciales, al tiempo que aprobará una moratoria en los pagos de la deuda, incluidas las hipotecas, durante el brote vírico.

Bajo las nuevas medidas de emergencia que entraron en vigencia el martes, todo el país ha sido sometido a restricciones de salud pública y se han prohibido todos los viajes no esenciales hasta principios de abril. Los italianos pueden ir al trabajo y abandonar sus casas para realizar actividades básicas -el transporte público continua operando-, pero las personas deben firmar formularios que expliquen sus movimientos. Prácticamente todas las reuniones públicas, incluidas las bodas y los funerales, están suspendidas, y los restaurantes y bares deben cerrar a las seis de la tarde. Todos los días.

Stefano Patuanelli, ministro de Desarrollo Económico, dijo que las nuevas medidas podrían hacer que Italia aumente drásticamente su déficit presupuestario a poco menos del 3% del PIB este año, frente al 1,6% en 2019. “Estamos trabajando para asegurarnos de que nadie pierda su trabajo o se quede sin paga debido al coronavirus”, dijo el martes.

Laura Castelli, viceministra de Finanzas, dijo que el Ejecutivo suspendería los pagos de la hipoteca y otras facturas de los hogares en todo el país durante el brote de coronavirus. Ella dijo que el gobierno ya había discutido las medidas con la industria bancaria.

El lunes, Italia anunció que todo el país sería puesto en cuarentena en el paso más dramático del gobierno para contener el segundo brote más grande de coronavirus fuera de China.

Giuseppe Conte, el primer ministro, impuso las restricciones del martes al movimiento de todo el país, una población de más de 60 millones de personas.

El lunes, el número total de casos aumentó a 9.171, incluidos 463 muertos y 724 recuperaciones, frente a poco más de 7.000 casos el domingo a medida que las infecciones continuaron aumentando.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish