Invertir online desde casa es posible

Mercados
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Si algo ha demostrado por enésima vez la actual situación es que los avances en telemática nos hacen la vida mucho más sencilla; teletrabajo, clases “presenciales” por videoconferencia, fitness y entretenimiento por streaming, y por supuesto la relación con nuestros bancos e incluso la forma de invertir están ahora al alcance de unos pocos clics -siendo siempre conscientes del riesgo de cualquier forma de inversión, accesible no significa que sea sencillo-.

Aunque desde hace tiempo venía siendo más común comprar acciones o realizar operaciones de trading desde el ordenador que por cualquier otro medio, ahora incluso este va siendo desplazado por un dispositivo omnipresente y más cómodo de utilizar; nuestro Smartphone.

El trading de CFDs se abre paso

Para el que no lo sepa, hace tiempo que existe una forma de invertir que se ha desarrollado durante las últimas tres décadas, no exenta de riesgos, por supuesto, -gracias en gran medida a que en buena parte del mundo casi es más difícil estar desconectado de internet que al revés- y se conoce como trading online, que se oferta a través de CFDs -contratos por diferencia-.

En pocas palabras podemos definir el trading de CFDs como el acto de especular con la tendencia de la cotización de un activo -hay trading de Forex, criptomonedas, acciones, ETFs, materias primas etc.- utilizando la plataforma de algún operador especializado en ofrecer un entorno para la práctica del trading, como Plus500, con el fin de obtener un beneficio.

El depósito inicial del trader puede ser relativamente más pequeño -de unos pocos cientos o miles de euros- que el necesario para aspirar al mismo beneficio en la inversión tradicional, ya que el apalancamiento intrínseco al trading de CFDs -que es el uso de deuda para financiar la mayor parte del valor de nuestra inversión- sirve para incrementar el valor de las operaciones. Esto significa que tanto los beneficios como los riesgos de grandes pérdidas potenciales a los que el trader hará frente también se incrementan – o incluso la probabilidad de llegar a endeudarse también es muy real, en caso de que nuestro bróker no ofrezca protección frente a saldos negativos-.

Características de un buen bróker

Elegir bien quién va a proporcionarnos el servicio de trading es fundamental, y una buena plataforma debe ofrecernos al menos elementos y herramientas como estos:

Calendario económico: próximos eventos macroeconómicos previsibles -por ejemplo, el halving de bitcoin era un evento esperado, el coronavirus no- resultados empresariales, Ofertas Públicas de Venta… en definitiva todos aquellos acontecimientos y datos que podamos necesitar analizar a la hora de abrir una posición.

Herramientas adecuadas para gestionar el riesgo de las operaciones: stop loss para elegir nuestro límite de pérdidas aceptable -aunque en ciertas situaciones que deberemos estudiar puede no saltar en el momento que indicamos-, el take profit para elegir cuando queremos cerrar y recoger ganancias, stop loss garantizados -es un stop loss asegurado contra movimientos abruptos de la cotización- o topes dinámicos -automatismos que una vez alcanzado un nivel de ganancias predeterminado mantiene abierta la operación mientras el mercado se mueva a nuestro favor pero que la cierra en cuanto se mueva en nuestra contra- son algunas de la herramientas que nos ayudarán a regular el nivel de riesgo que queremos asumir en cada operación.

Notificaciones: o alertas si lo prefieren, en definitiva viene a ser lo mismo. Lo ideal sería poder configurarlas nosotros mismos, de forma que nos avisen de eventos importantes para nuestro trading, como por ejemplo el cambio en la cotización de un activo, o cómo se encuentra la lucha entre osos y toros -porcentaje de vendedores VS. porcentaje de compradores- en un mercado determinado, en definitiva, otro factor para ayudarnos a decidir la tendencia al abrir una operación.

Y por último hay información que podemos buscar por nuestra cuenta sin demasiada dificultad si no aparece por defecto en nuestra plataforma de trading, como pueden ser los horarios de cada mercado, ya que dependiendo del activo que negociemos -acciones, Forex, etcétera…- la posibilidad de operar no estará disponible a cualquier hora del día -si el mercado cierra no hay con qué negociar-.

A parte de para elaborar nuestra rutina de operaciones es importante conocer los horarios a los que los mercados abren y cierran porque mantener una operación abierta de un día para otro conlleva comisiones, y para evitar un posible gap del mercado -la cotización puede abrir con una discontinuidad debido a eventos que se hayan producido durante el horario en que el mercado permaneció cerrado- que trunque una operación que iba por el buen camino y nos saque de la posición con pérdidas.

Operar desde el Smartphone o desde el ordenador

Aquí lo recomendable es utilizar ambas formas, es decir, operar tanto desde la aplicación móvil como desde el ordenador, ya que ambas se complementan; la aplicación del Smartphone nos da la posibilidad de controlar nuestra cuenta independientemente de dónde estemos y la plataforma del ordenador nos ofrece más comodidad.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA