Los bancos europeos siguen sin dar créditos un año después de recibir el billón de euros del BCE

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Se cumple por estas fechas un año desde que el Banco Central Europeo (BCE) decidiese ahuyentar la especulación sobre la mala forma del sector bancario del Viejo Continente inyectando un billón de euros a través de dos subastas de liquidez en las entidades de la región. Sin embargo ese dinero no ha llegado, en modo alguno, a las calles.

Los últimos datos sobre las concesiones de crédito recogidos por la propia autoridad monetaria europea indican que a éstas ni se las ve ni tampoco se las espera: en diciembre los préstamos al sector privado de la zona del euro cayeron un 0,7% en relación al mismo período del año anterior; en noviembre cayeron, a su vez, un 0,8%.

Los préstamos a las empresas no financieras cayeron también en 51.000 millones de euros en relación al mes anterior, el de noviembre. Además, entonces ya habían caído en 7.000 millones de euros, según reflejan los datos del BCE. Las ‘ayudas’ a los hipotecados muestran una tendencia similar: caídas valoradas en los 2.000 millones de euros en diciembre tras caer unos 6.000 millones de euros en noviembre.

¿Dónde fue a parar entonces ese billón de euros que los bancos tienen tres años para devolver a un interés del 1%? Muchos expertos se decantan por señalar la gran demanda que han tenido la mayoría de las subastas de deuda soberana de rentabilidad elevada en el corto plazo a modo de respuesta. En palabras más sencillas: ese dinero habría sido utilizado hacer negocio apostando por operaciones con un interés elevado que repercutan beneficios antes de tener que rendir cuentas ante el BCE.