Latinoamérica, la palanca bursátil de las pequeñas cotizadas españolas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las pequeñas cotizadas de la Bolsa española han apostado en los últimos meses por un antídoto común para capear la crisis que se cierne sobre esta orilla del Atlántico: Latinoamérica. El crecimiento en esta pujante región se gana la confianza de analistas e inversores y el Ibex MediumCap da buena cuenta de ello. El índice de las medianas del parqué madrileño supera en un 16% el comportamiento del Ibex 35.

Los inversores que apuestan por cotizadas fuera de las 35 grandes del parqué, siempre a merced a las ventas masivas sobre la marca España, prefieren poner su dinero en aquellas más expuestas al clima de bonanza económica que vive Latinoamérica. Así lo han confirmado a EL BOLETÍN varios gestores de carteras en Bolsa española, que remiten a los ‘rallies’ de cotización que varias de ellas se han apuntado cada vez que han logrado un contrato en esta región.

Uno de los más claros ejemplos de esta tendencia es Ezentis. La compañía que ha dejado los negocios inmobiliarios en España para reorientase hacia las telecomunicaciones y lo audiovisual al otro lado del charco. A finales del pasado mes de mayo, la cotizada logró revalorizarse un 22% en tan solo tres sesiones con otros tantos contratos para trabajos en red eléctrica y fibra óptica en Chile, Argentina y Perú. Entonces logró consolidar unos precios de
cotización que le han servido para mantenerse firme frente a algunas sesiones de descensos generalizados.

La farmacéutica Faes Farma también ha apostado con fuerza por Latinoamérica en los últimos meses, lo que ha reforzado el carácter refugio de la compañía, propio de su sector. La cotizada española, miembro del índice Ibex Medium Cap, ha logrado marcar máximos de cotización del último año gracias a la llegada de varios acuerdos de comercialización para sus medicamentos en la que es el área prioritaria de expansión internacional de la española. En concreto, el acuerdo que más han celebrado los expertos y la Bolsa ha sido el suscrito para su
antihistamínico estrella en Brasil. Un país cuyo mercado farmacéutico mueve de 100 millones de euros al año, el más importante de Sudamérica, según anunció la propia compañía.

Otra que ha apostado fuerte por el que es uno de los mercados latinoamericanos de referencia en su sector es Codere. La española del juego, cuyo primer mercado internacional es Argentina, se lanzó a emitir bonos denominados en dólares estadounidenses para tomar un 35,8% adicional de su socio mexicano Icela, del que ya posee un 49%. Con el anuncio de la operación logró una de sus jornadas más pujantes de todo este 2012, con un repunte superior al 3%. Además, según las últimas cifras de negocio aportadas por el grupo, su beneficio bruto de explotación creció hasta marzo un 17% gracias a Latinoamérica, ya que el gasto en juego en su mercado local, España, siguió descendiendo.

Esta exitosa aventura de ‘hacer las Américas’ no se la han querido perder ni siquiera las maltrechas inmobiliarias del parqué madrileño. La catalana Fergo Aisa anunció a bombo y platillo que había suscrito un contrato con una localidad colombiana para levantar viviendas de protección oficial en terrenos de la propia municipalidad por unos 450 millones de euros.

Aunque el acuerdo nunca llegó a formalizarse, lo que ha precipitado a la cotizada al preconcurso de acreedores, su comunicación ante un ‘ladrillo’ sin movimiento alguno en España proporcionó a Fergo un rebote de más del 56% en Bolsa. La lista de las compañías que en los últimos meses han probado en Bolsa las mieles de apostar por Latinoamérica podría ser aún mucho mayor si se toman en cuenta los movimientos de cada una de las ‘small’ y ‘midcaps’ españolas.

Más extensa sería aún la lista de las cotizadas nacionales que han puesto en la pujante región económica a la cabeza de sus planes estratégicos de crecimiento. Tal es el caso de Amper, la tecnológica de defensa que ya está presente en esta zona a través de su filial eLandia y que pretende redoblar su negocio latinoamericano gracias a la entrada en su accionariado del empresario saguntino Enrique Bañuelos, que ha desarrollado la última parte de su trayectoria inversora en estas latitudes. La compañía, que busca así huir de los recortes que en nuestro país se ciernen sobre el presupuesto de Defensa, ha dado la bienvenida a estos movimientos con un rebote del 23,5% acumulado desde principios de año.

La alimentaria Pescanova también acaba de lanzar un mercado que muestra su apuesta por la región: la salida a Bolsa de su filial chilena. El último fin de semana de este mes de junio, la española comunicó al mercado su intención de sacar a Bolsa hasta un 49% de su marca chilena de acuicultura Acuinova. Una estrategia para levantar capitales ante la atonía inversora de Europa y poder mantener un ritmo de expansión que le ha permitido un crecimiento anual del
10% en ventas internacionales. Recientemente, la presidida por Fernández de Sousa realizó una inversión de 57 millones de euros en sus negocios en Nicaragua.

En este sentido, sigue los pasos marcados por una de las gigantes del panorama empresarial español: Telefónica. La presidida por César Alierta anunció el pasado 30 de mayo su intención de analizar la salida a Bolsa de sus negocios en Latinoamérica, donde es líder en telefonía en algunos mercados como el de móviles Brasileño. Tras casi un mes después de este anuncio, el peso más pesado del Ibex 35 ha logrado remontar en Bolsa un 7%. También Gas Natural, otro de los ‘blue chips’ del parqué español ha logrado arrancar compras al mercado tras haberse convertido en el mayor productor energético privado de Costa Rica, un país con mucho potencial inversor según los expertos en la región. Cuando la gasista dio a conocer sus nuevos méritos, sus títulos repuntaron casi un 3% en el parqué madrileño al cierre de aquella sesión.

Una palanca bursátil, la apuesta por Latinoamérica, de la que tampoco las norteamericanas han querido privarse. La estadounidense FedEx se ha hecho recientemente con la brasileña Rapidão Cometa en un intento por capear la atonía económica de EEUU con el exponencial crecimiento de sus vecinos del Sur. De hecho, el Fondo Monetario Internacional ha apuntado a Perú y Bolivia como dos de los países con más posibilidades de crecimiento económico para este 2012 en uno de sus seguidos informes de perspectivas.

No es el único indicador que anima a empresarios, analistas e inversores a mirar hacia la región. El presidente de Telefónica Latinoamérica, Santiago Fernández Valbuena, ha repetido en varias ocasiones que la zona que dirige marcará el futuro del negocio en comunicaciones, algo que refrenda el hecho de que el comercio electrónico creciese un 43% el año pasado en Latinoamérica. Y por si fuera poco, el 53% de las pequeñas y medianas empresas latinoamericanas, blanco preferente de los primeros movimientos corporativos de las cotizadas españolas en la región, considera que su negocio ha mejorado en este duro 2012 para Europa. Al menos, así lo defienden las estadísticas del reconocido análisis UPS Business Monitor Latin America.

Por el momento, el reclamo al dinero inversor que las pequeñas y medianas cotizadas españolas se han ganado a pulso de contratos en Latinoamérica se deja notar en su índice más representativo. En lo que va de año, el castigo a la Bolsa española tan solo ha golpeado un 3,5% al Ibex MediumCap, mientras que su ‘hermano mayor’, el Ibex 35, pierde un 20% desde enero. Ahora los expertos aguardan a que la marcha de sus apuestas en la otra orilla del Atlántico ?que auguran muy positiva? dé nuevos bríos a su cotización ya en esta parte del
mundo.