Warren Buffett entra en el mundo de Dior, Chanel y Estée Lauder

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El multimillonario Warren Buffett ha expandido su área de negocio al mundo de la cosmética. Tras adquirir, a través de su compañía Lubrizol, varias empresas del grupo catalán Lipotec, será proveedor de casas como Dior, Chanel o Estée Lauder.

Buffett parece haber hecho caso a su compatriota Donald Trump, que ayer animaba a los inversores a aprovecharse de la situación de España, y ha comprado tres compañías del grupo catalán de biotecnología y cosmética Lipotec. La operación, de la que no ha trascendido el importe aunque sí el mediador, Deloitte, se ha llevado a cabo a través de Lubrizol.

El magnate estadounidense ha llegado a un acuerdo con el grupo catalán para adquirir Lipotec, dedicada a la cosmética y al cuidado personal; Diverdrugs, la sociedad de investigación y desarrollo; y Lipofoods, cuya actividad son los complementos alimenticios, según informa Efe.

De esta forma, Warren Buffett se convertirá en proveedor de grandes casas de cosmética, ya que Lipotec, fundada en 1987, tiene en su cartera de clientes a Dior, Chanel y Estée Lauder.

Tras este acuerdo, los actuales propietarios del grupo catalán, cuya sede está en Gavà (Barcelona), seguirán controlando las sociedades BCN Peptides, Prima-Derm y GP Pharm, esta última centrada en el desarrollo de medicamentos.

Se trata de la segunda compra que cierra el magnate estadounidense en Cataluña en menos de un año. Ahora ha adquirido Lipotec, que el ejercicio pasado facturó 25 millones de euros tras abrir su primera oficina en EEUU, pero hace unos meses se hizo con el control de la firma química Merquinsa.

Lubrizol, una compañía química que fabrica componentes para lubricantes industriales pero que también se dedica al sector farmacéutico y del cuidado personal, cuenta con 7.000 empleados en todo el mundo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA