Obama investigará a los bancos por vender productos tóxicos a los jubilados

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Oficina de Protección al Consumidor Financiero (CFPB, por sus siglas en inglés) fue una de las piedras angulares de la Reforma Bancaria de Obama. Ahora tres años y medio después de su creación, sus inspectores quieren investigar las prácticas comerciales que los bancos usan en sus tratos con los clientes de la tercera edad.

Según los promotores de la campaña, que tiene muchos paralelismos con casos como el de las acciones preferentes españolas, las entidades financieras estadounidenses parecen tener por costumbre colocar algunos productos de gran riesgo al colectivo de los jubilados que suele tener una menor formación financiera que el de los trabajadores en activo.

Para el director de la CFPB, Richard Corday, los bancos se han aprovechado para hacer caja de una generación a la que todos los estadounidenses deberían respetar porque peleó en las guerras mundiales y consiguió que EEUU saliera adelante después de la Gran Depresión de la década de los Veinte del pasado siglo.

La Oficina además, calcula que en los últimos años, la colocación de activos tóxicos entre jubilados ha hecho que en su conjunto estos ciudadanos hayan sufrido una merca de su riqueza de casi 3.000 millones anuales desde la quiebra de Lehman hasta el pasado mes de mayo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA