El despegue económico de Alemania, incapaz de disipar las dudas en los mercados

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El dato sobre el crecimiento alemán del segundo trimestre de 2010, el mejor desde la reunificación del país en 1990, no ha logrado extender el optimismo a los mercados financieros internacionales. A pesar de un incremento del PIB alemán del 2,2% con respecto al primer trimestre del año, superando las previsiones que vaticinaban un crecimiento del 1,4%, y del 4,1% en tasa interanual, las principales bolsas europeas no han reaccionado de forma positiva en la jornada de hoy. Los principales parqués del continente caían por debajo del 0,5%, incluyendo la Bolsa de Frankfurt, el DAX. Por su parte, el Ibex 35 no logró escapar a esta tendencia y caía, al cierre de esta edición, un 0,65%.

El mercado de deuda soberana tampoco se vio aliviado por el sorprendente dato alemán. Los bonos a diez años españoles se situaban por encima de los 180 puntos básicos de su diferencial respecto al ‘bund’ germano. Lo mismo le sucedió a los italianos, que se superaron los 145 puntos básicos de diferencia. También los papeles franceses, daneses y belgas registraron aumentos en referencia a la deuda alemana. De hecho, la rentabilidad del bono a diez años de los papeles de la principal potencia económica del continente siguió cayendo hasta los 2,412%. A principios de semana esta cifra aumentaba por encima del 2,5%. No obstante Portugal, sorprendentemente, se unió a la mejora de la deuda de Alemania y redujo su diferencial con ésta desde 295 puntos hasta los 283 puntos básicos.

Es probable que el mercado de deuda también se haya visto afectado por la emisión realizada hoy por el Tesoro italiano, que ha logrado recaudar 5.870 millones de euros en sendas subastas de bonos a cinco y quince años, algo menos del máximo previsto, a pesar de pagar en ambos casos un interés inferior al de operaciones anteriores (2,63% frente al 2,85% en la de cinco años y un 4,36% frente al 4,42% en la de quince años), tras recibir una demanda de 1,257 y 1,268 veces, en ambos casos lejos de la recibida en operaciones similares precedentes.

La reacción de los mercados contradice la de los economistas, que no escatimaron elogios, calificando el dato de crecimiento alemán de “impresionante”, “fenomenal” o “formidable”, según la agencia AFP. “No había habido nunca un crecimiento así en la Alemania reunificada”, indicó, por su parte, la Oficina Federal de Estadísticas Destatis. La primera economía europea salió de la recesión en la primavera del año pasado.

El crecimiento germano en el segundo trimestre supera con creces el de sus socios de la Unión Europea (UE), como Francia (+0,6%), Italia (+0,4%) y España (+0,2%). “Las inversiones y el comercio exterior son responsables de gran parte de la recuperación”, comentó Destatis, que dará más detalles sector por sector el 24 de agosto.

De hecho, las exportaciones alemanas experimentaron en junio su mayor subida desde octubre de 2008, al crecer un 3,8% en relación al mes anterior, según los datos de la oficina estatal publicados el pasado lunes. Además, las importaciones se incrementaron a su vez en un 1,9% en el mismo período. Según varios analistas consultados por EL BOLETÍN, la debilidad que el euro experimentó hace unas semanas fue clave para aumentar tanto las exportaciones como las importaciones.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA