La economía de EEUU destruye 539.000 puestos de trabajo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La crisis económica continúa cebándose en el mercado laboral estadounidense, que extiende su deterioro con la destrucción de 539.000 empleos el pasado mes de abril, según las cifras hechas públicas hoy por el Departamento de Trabajo. Desde que en diciembre de 2007 EEUU entró en recesión, se han perdido 5,7 millones de empleos, o lo que es lo mismo, un 4,1% de las nóminas no agrícolas, la mayor caída porcentual desde la crisis económica de 1958. Además, de los 13,7 millones de personas que aparecen en las listas oficiales como desempleados, al menos un 27,2% no han tenido trabajo en al menos seis meses.

La tasa de paro, un dato secundario en EEUU por no medir de manera exacta el mercado laboral, se disparó hasta el 8,9%, la más alta en 26 años. No obstante, la cifra no es tan negativa como la esperada por los analistas, y muestra una clara desaceleración en el ritmo de destrucción de empleo. Los 539.000 trabajos perdidos en abril representan la cifra más baja desde que en octubre de 2008 “apenas” se destruyeran 380.000 puestos.

La pérdida de puestos de trabajo se extendió por todos los sectores industriales, a excepción del de la salud y del empleo creado por el Gobierno federal, que ha impulsado la contratación temporal para preparar el censo que se realizará el próximo año. Estas cifras de empadronamiento se publican una vez por década. La Oficina del Censo, que contratará al menos a 1,4 millones de trabajadores con este objetivo a lo largo del año, sólo en abril ha comenzado a contratar a 140.000 trabajadores de manera temporal. En total, el Gobierno creó 72.000 puestos en abril, tras haber reducido en marzo 6.000 nóminas.

Si sólo se cuentan las cifras del sector privado, se destruyeron 611.000 puestos de trabajo. El sector constructor fue de nuevo uno de los principales lastres del mercado laboral. En abril se destruyeron 110.000 nóminas, después de que en marzo ya se hubieran perdido 135.000. En el lado opuesto, los servicios de la salud crearon 17.000 puestos, a pesar de los 44.000 despidos en el sector hospitalario.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA