Deutsche Bank intenta contener sin éxito su desplome bursátil: ni ampliación de capital ni rescate

Sede de Deutsche Bank
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

“La cuestión sobre una ampliación de capital no está actualmente en la agenda, cumplimos con todos los requisitos regulatorios”, señala Deutsche Bank. La nueva tormenta de rumores sobre Deutsche Bank, cuyas acciones caían hoy un 6% en la Bolsa de Frankfurt, ha obligado al gigante bancario alemán a salir al paso para descartar que esté en su agenda tanto realizar una ampliación de capital como recibir cualquier tipo de ayuda por parte del Gobierno de Angela Merkel.
 
En una nota, el jefe de comunicaciones de Deutsche Bank, Jörg Eigendorf, ha querido responder a algunos de los rumores que rodean a la entidad.
 
Así, según ha defendido, “en ningún momento” el presidente ejecutivo John Cryan pidió a la canciller alemana Angela Merkel que interviniese en las negociaciones con el Departamento de Justicia de EEUU por la operativa con valores hipotecarios (RMBS), que podría ascender a 14.000 millones de dólares según publicó The Wall Street Journal.
 
Respecto a un posible rescate del Gobierno alemán para el banco, “esta cuestión no está en nuestra agenda: Deutsche Bank está decidido a cumplir con los desafíos por sí solo”. “La cuestión sobre una ampliación de capital no está actualmente en la agenda, cumplimos con todos los requisitos regulatorios”, ha añadido.
 
Las acciones de Deutsche Bank caían en Bolsa después de que la revista Focus haya publicado que Merkel habría descartado dar cualquier apoyo público al banco, al tiempo que también se habría negado a entrar en el embrollo del banco con el Departamento de Justicia de EEUU.
 
El banco se encuentra en el ojo del huracán desde que The Wall Street Journal publicase que el banco podría enfrentarse a una multa de hasta 14.000 millones de dólares por su operativa con valores respaldados por hipotecas. Aunque la entidad aclaró que ahora iniciaría negociaciones con la Justicia estadounidense y que en ningún caso la cifra sería tan alta, el mercado ha puesto en duda desde entonces la solvencia de Deutsche Bank.