Temer es abucheado también en la apertura de los Paralímpicos

Michel Temer, presidente de Brasil
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las competiciones de deportistas con discapacidades físicas, que tiene lugar pocas semanas después de los Juegos Olímpicos Río 2016. El nuevo presidente de Brasil, Michel Temer, fue abucheado hoy en el estadio Maracaná de Río de Janeiro durante la apertura de los Paralímpicos, como ya había ocurrido hace un mes en la inauguración de los Juegos Olímpicos.
 
El público del Maracaná casi no permitió con una potente silbatina que se oyera a Temer cuando tomó la palabra en el estadio para declarar oficialmente abiertos los Paralímpicos, el segundo gran evento deportivo internacional celebrado en Río.
 
Las competiciones de deportistas con discapacidades físicas, que tiene lugar pocas semanas después de los Juegos Olímpicos Río 2016, se celebra a partir del jueves durante 11 días hasta el 18 de septiembre.
 
Temer asumió hace una semana oficialmente la presidencia tras la controvertida destitución de su predecesora y ex aliada política Dilma Rousseff.
 
El político conservador había sido abucheado en el Maracaná también el 5 de agosto en la apertura de los Juegos Olímpicos, en la que participó entonces aún como presidente en ejercicio debido a la suspensión de Rousseff.
 
La antigua mandataria, suspendida de sus funciones en mayo por el Senado brasileño debido a acusaciones de que su Gobierno manipuló las cuentas públicas para ocultar el déficit fiscal, fue destituida definitivamente por la Cámara hace siete días.
 
El juicio de «impeachment» contra Rousseff es controvertido, ya que la ex presidenta y sus aliados acusan a sus rivales políticos de haber orquestado un «golpe parlamentario».
 
La crisis institucional, enmarcada en un escándalo de corrupción que salpica a casi toda la clase política en medio de una grave crisis económica, dividió a Brasil en los últimos meses.
 
Temer es altamente impopular entre la población. El presidente, del conservador Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), fue abucheado hoy también en Brasilia durante el desfile por la independencia brasileña.
 
En varias ciudades hubo también protestas contra el nuevo Gobierno, que ha anunciado un programa de ajustes para intentar sacar a Brasil de la grave crisis económica.
 
Rousseff, del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), califica a su ex vicepresidente de «traidor» después de que éste abandonara en marzo la coalición de Gobierno para apoyar el «impeachment».