Vuelven las dudas sobre la solvencia de la gran banca británica

Las ayudas estatales recibidas por la banca británica desde que se inició la crisis financiera no han conseguido mitigar el miedo del mercado, que percibe a las entidades financieras de las Islas como unas de las que presentan un mayor riesgo de impago en el panorama europeo, lo que se refleja en los credit default swaps (CDS).

Si se analizan las primas de riesgo sobre las emisiones de deuda, la más alta del sector financiero europeo es la del Royal Bank of Scotland. El coste por asegurar 10.000 dólares en deuda del banco británico es de 423,3 dólares, muy por encima de los 365 dólares de la aseguradora, también británica, Aviva, que ocupa la segunda posición. RBS está controlada en un 70% por el Estado británico, después de que su intento de llevar a cabo una ampliación de capital a finales del pasado año no contase con el respaldo de los accionistas privados, por lo que la Administración de Gordon Brown la acabó suscribiendo casi por el completo.

En el primer trimestre del año, el Royal Bank of Scotland registró unas pérdidas netas de 857 millones de libras (unos 960 millones de euros). Otra entidad con la prima de riesgo disparada es Barclays, con unos CDS situados en 226,6 puntos básicos. La entidad británica, que ha sido reacia a recibir ayudas públicas y ha preferido acudir a inversores privados, como el jeque Mansour Bin Zayed Al Nahyan, miembro de la familia real de Abu Dhabi, para evitar las injerencias del Ejecutivo en su gestión, ganó 826 millones de libras (unos 941 millones de euros) en el primer trimestre del año pasado.

No obstante, la entidad se ha visto obligada a suspender su dividendo y ha puesto en venta alguna de sus unidades, como su división de gestión de activos Barclays Global Investors (BGI). Según un informe de Markit Group, que mide los CDS sobre las emisiones de deuda de las principales entidades financieras europeas, éstos se encuentran en una media de poco más de 205 puntos básicos. Por debajo de esta media se encuentran las primas de riesgo de los dos principales bancos españoles, Banco Santander y BBVA.

Banco Santander presenta unos CDS de 140 puntos básicos, muy por debajo de los presentados por RBS o Barclays. La entidad presidida por Emilio Botín, que está considerada una de las grandes ganadoras de la crisis, ha decidido unificar sus filiales de Reino Unido bajo la marca Santander para ganar competitividad en el mercado de las islas. Hoy se ha conocido además que el banco se ha marcado como objetivo para este año captar un millón de cuentas corrientes, el principal producto bancario en el país.

Según ha explicado el responsable de los negocios del Santander en Reino Unido, Antonio Horta-Osorio, la entidad, además, espera mantener «la misma tendencia» en la evolución de beneficios e ingresos logrados durante el primer trimestre durante el resto del año. El objetivo de un millón de cuentas, que según Horta-Osorio será «un hito sensacional», se logrará a pesar de la situación económica en Reino Unido, que, reconoció, es «bastante difícil», con previsiones de caída del PIB del 4% para este año.

Similar cifra a la del Santander muestra la prima de riesgo del otro gigante español, el BBVA. Los CDS se sitúan en su caso en 146,3 puntos.