Instituciones fiscales de la UE cifran en hasta un 5,2% el impacto del Covid en los saldos presupuestarios

Banderas de la Union Europea

La Red de Instituciones Fiscales Independientes de la Unión Europea (EUIFIs) estima que la crisis podría suponer un impacto en los saldos presupuestarios de entre el 2,4% y el 5,2% en el año 2020, y cuantifica el aumento del gasto derivado de la respuesta fiscal de los países europeos en un 1,6% del PIB, con un alivio impositivo del 1,4% del PIB, según indicó la AIReF.

Así se desprende de una edición especial del European Fiscal Monitor, en el que la red de instituciones fiscales independientes de la UE, a la que pertenece la AIReF, aglutina y permite comparar las medidas fiscales adoptadas por 25 países miembro de la UE y Reino Unido para dar respuesta a la crisis del Covid-19, dada hasta finales de marzo.

La red explica que la pandemia está afectando «notablemente» a todas las economías europeas. De hecho, según sus primeras estimaciones, la crisis podría suponer un impacto en los saldos presupuestarios de entre el 2,4% y el 5,2% en el año 2020.

Sin embargo, matiza que todavía hay instituciones fiscales independientes que no han podido cuantificar el impacto y algunos países ya han reconocido que podría ser cuatro veces superior si las medidas de bloqueo se mantienen hasta final de año.

Asimismo, señala que todos los países han aplicado algún tipo de estímulo fiscal para limitar el impacto del Covid-19, aunque no todos tienen la misma capacidad por los elevados niveles de déficit estructural y deuda pública. En concreto, las 26 economías cubiertas por las IFIs han puesto en marcha más de 200 medidas fiscales para afrontar la pandemia.

El European Fiscal Monitor sostiene que la magnitud de la respuesta fiscal «no tiene precedentes». Sin contar todavía con todos los datos, con la información disponible, la mayoría de países aumenta el gasto en un orden del 1,6% del PIB y ofrece alivio impositivo del 1,4% del PIB.

En concreto, explica que se trata de medidas fiscales directas temporales, hasta un año, que, probablemente, se amplíen si resultasen insuficiente. Además, en algunos países como Austria, Francia, los Países Bajos y España se han aplicado programas abiertos «cuyo tamaño se verá más adelante». A estas medidas, se suman las indirectas mediante las facilidades de crédito y otorgamiento de garantías.

Además, señala el impacto que la crisis del Covid-19 ha provocado en la actividad de las Instituciones Fiscales Independientes, que han tenido que aplazar e incluso cancelar la emisión de los informes que tenían que publicar a lo largo de estas semanas y liberar recursos para destinarlos al análisis y cálculo del impacto de la crisis y las medidas tomadas por los Gobiernos.

De hecho, muchas de las instituciones fiscales que forman parte de la red están cooperando con las autoridades nacionales y los gobiernos para diseñar estrategias sostenibles de políticas fiscales que contribuyan a la recuperación económica.