Imágenes de satélite prueban que la matanza de Bucha no es un “montaje” como dice Rusia

A la izquierda foto de un cadáver junto a varios coches en Bucha que coincide con otra tomada desde un satélite antes de la retirada rusa | Foto: Maldita

A la izquierda foto de un cadáver junto a varios coches en Bucha que coincide con otra tomada desde un satélite antes de la retirada rusa | Foto: Maldita

Imágenes de satélite de las últimas semanas prueban que el Ejército ruso ha cometido una matanza en la localidad ucraniana de Bucha y desmienten la tesis del Kremlin de que los cadáveres en las calles de esta población son un “montaje” del Gobierno de Volodímir Zelenski.

Así se prueba en una verificación realizada por Maldita y recogida por Servimedia, en la que se analiza lo ocurrido en Bucha a partir de fotos tomadas sobre el terreno tras la retirada rusa e imágenes de satélite de las últimas semanas.

En este sentido, a partir del 1 de abril de 2022 se han publicado imágenes de cadáveres, algunos con las manos atadas en las espaldas, y fosas comunes en Bucha después de que esta localidad fuese recuperada por el Ejército ucraniano. A este respecto, el Kremlin ha afirmado que las fotos y vídeos de las personas muertas son “un montaje y una provocación del régimen de Kiev para los medios de comunicación occidentales”.

Sin embargo, las imágenes satelitales del 19 de marzo de Bucha, más de una semana antes de que Ucrania retomase el 1 de abril la localidad, tomadas por la empresa Maxar Technologies y publicadas por ‘The New York Times’, muestran ya los cadáveres en una calle que posteriormente fueron grabados tras la retirada rusa.

FOSA COMÚN

Otras imágenes aéreas del 28 de febrero no muestran ningún cadáver visible en esa zona. Se da la circunstancia de que ese día Bucha seguía controlada por Ucrania y se produjo un intento fallido de Rusia de tomar la población que acabó con vehículos militares rusos destruidos.

Además, otra imagen aérea del 21 de marzo, con Bucha en poder ruso, muestra un cadáver en una carretera en el mismo lugar que en un vídeo grabado el 2 de abril.

Además, fotografías satelitales de Bucha tomadas por Maxar Technologies el 10 de marzo, ya en control ruso, y el 31 de marzo, todavía en manos rusas, muestran cómo se excavó una fosa común junto a una iglesia que seguía abierta con cadáveres visibles cuando periodistas internacionales entraron el 2 de abril.