Illa se despide de Sanidad negando que España necesite un confinamiento domiciliario

Salvador Illa
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El todavía ministro de Sanidad, Salvador Illa, se ha despedido en su última intervención al frente de esta cartera insistiendo en su negativa a establecer un nuevo confinamiento domiciliario en España para doblegar la curva de contagios, así como mostrando su agradecimiento a los sanitarios y el conjunto de la ciudadanía por su comportamiento durante la pandemia.

Illa que esta tarde dejará el Ministerio para ser el candidato del PSC a la Presidencia de la Generalitat de Cataluña, ha reconocido que “la situación es preocupante, sin ningún edulcorante”, pero ha recordado que las comunidades autónomas que antes tomaron medidas “han empezado a registrar un descenso de la curva”, y “lo han hecho con los instrumentos a nuestra disposición”.

“No necesitamos un confinamiento domiciliario”, ha valorado Illa, para quien si se analiza a aquellos países que dicen tener un “lockdown completo” el resultado es que “las medidas son similares a las que aquí se adoptan”. Además, ha puesto en valor el inicio del proceso de vacunación, que supondrá “el principio del fin” de la pandemia.

Illa ha aprovechado también su última intervención tras la habitual reunión del Consejo de Ministros como titular de Sanidad para lanzar un mensaje de despedida. Así, ha tenido un recuerdo para los responsables de la Comisión de Sanidad del Congreso y el Senado, de los que “he aprendido mucho”, para los “colegas” de las comunidades autónomas y, sobre todo, para “todos los profesionales sanitarios” a los que “esta pandemia terrible ha puesto a prueba” y que han demostrado su “profesionalidad y vocación de servicios”.

También ha querido agradecer al conjunto de los ciudadanos por el “cumplimiento ejemplar que de forma mayoritaria ha seguido las medidas aprobadas”.

Asimismo, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha querido agradecer a Illa su “honestidad, humanidad y talante” en un “momento complicado” debido a la pandemia de covid-19 y en el que “era obligado el entendimiento”. La ministra de Hacienda se ha mostrado convencida de que Illa hará gala de su “responsabilidad y profesionalidad” en sus futuros cargos.

“Ha sido un honor, me voy con mucha pena”, ha concluido Illa. “Dejo en Madrid muchos amigos y me siento un servidor público y siempre estaré donde crea que puedo ser más útil”.

Además, ha confesado que “uno de los momentos más complicados” que le tocó vivir fue cuando propuso a Pedro Sánchez la restricción de poder acompañar las familias que habrían perdido a un ser querido”.