Ignacio Galán recibe el Premio Europeo de Medio Ambiente de manos de Felipe VI

Ignacio Galán Felipe VI
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha recibido esta mañana de manos de Su Majestad el Rey Felipe VI el Premio Europeo de Medio Ambiente en su sección española, que ha sido entregado a la compañía en el campo de gestión medioambiental en la gran empresa.

El galardón reconoce el novedoso sistema de gestión ambiental de Iberdrola, que incorpora el cálculo de su huella ambiental corporativa, en línea con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la agenda de Naciones Unidas para 2030.

Durante el evento, presidido por Don Felipe y en el que ha estado presente la ministra en funciones de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, Ignacio Galán ha afirmado que “el mundo de hoy necesita empresas responsables, que vean el cuidado del medio ambiente no como un problema, sino como una vía para la creación de riqueza y empleo”.

En este sentido, el presidente de Iberdrola ha explicado cómo el grupo ha integrado plenamente la gestión medioambiental en su estrategia, hasta convertirse en un referente internacional. “Nuestro modelo, común para todo el grupo, se basa en dos elementos esenciales: la plena incorporación de los ODS de Naciones Unidas y un complejo sistema de medición de nuestra huella ambiental corporativa, en cuya certificación fuimos pioneros dentro del sector energético”, ha precisado Galán, según informa la eléctrica en un comunicado.

Los Premios Europeos de Medio Ambiente son convocados por la Comisión Europea de forma bienal desde 1987, con el objetivo de poner en valor a aquellas empresas que combinan la viabilidad económica de sus negocios con la protección del medio ambiente. En España, son gestionados por la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y comprenden las siguientes categorías: gestión, producto y/o servicio, proceso y cooperación empresarial internacional. Además, existe una quinta categoría especial de empresa y biodiversidad.

Iberdrola ha incorporado a su estrategia el cumplimiento de los ODS. Se centra en los objetivos número 7 (energía asequible y no contaminante) y 13 (acción por el clima), si bien contribuye de forma notable al logro del resto de metas.

La compañía mide su huella ambiental con un triple objetivo: analizar el ciclo de vida de toda su actividad para identificar impactos y priorizar acciones para su mitigación; minimizar los riesgos ambientales y optimizar las oportunidades mediante el uso de una metodología común para todo el grupo; y, finalmente, reforzar la transparencia y la comunicación con sus grupos de interés.

La empresa se convirtió, además, en 2017 en la primera organización en obtener el certificado de huella ambiental corporativa de AENOR, conforme a la especificación técnica internacional ISO/TS 14072 sobre gestión ambiental.