Iberdrola Renovables reclama marcos regulatorios estables y eliminar «barreras políticas»

Complejo eólico Herrera II de Iberdrola, en la provincia de Burgos. - IBERDROLA

Complejo eólico Herrera II de Iberdrola, en la provincia de Burgos. - IBERDROLA

El director gerente de Iberdrola Renovables, Xabier Viteri, ha reclamado eliminar «muchas barreras políticas» para el desarrollo de las energías renovables como la eólica, cuyo despliegue «masivo» requiere de marcos regulatarios «claros y estables». En este sentido, ha advertido de que cualquier cambio «inesperado» en las reglas provoca «incertidumbre» y se traducirá en una «reducción del despliegue» de nueva capacidad renovable.

En este sentido, ha advertido de que cualquier cambio «inesperado» en las reglas provoca «incertidumbre» y se traducirá en una «reducción del despliegue» de nueva capacidad renovable.

Viteri ha participado este martes en el acto de apertura del WindEurope Annual Event 2022, que reúne, desde este martes hasta el 7 de abril al sector eólico europeo en el BEC de Barakaldo (Bizkaia).

El responsable de Iberdrola Renovables ha manifestado su satisfacción por asistir a este evento en Bilbao, «ciudad natal de Iberdrola y uno de los principales centros eólicos de España y de Europa».

En su intervención, ha señalado que han pasado «muchas cosas» en los últimos tres años, pero todos terminan con la conclusión de que «la electrificación con renovables es la forma más rentable de descarbonizar la economía».

Viteri ha añadido que los «últimos y trágicos acontecimientos geopolíticos» han puesto el foco en la «urgente» necesidad de reforzar la seguridad del suministro y reducir la dependencia energética.

DESPLIEGUE MÁSIVO DE LA EÓLICA

Ello, según ha apuntado, solo puede lograrse con un «despliegue masivo de la eólica como parte clave y parte estratégica» de la combinación de energías renovables. En este sentido, ha afirmado que «ahora más que nunca» no se puede «retrasar la acción».

Xabier Viteri ha asegurado que es necesario «actuar rápidamente» para alcanzar los objetivos climáticos y ha recordado que 2021 ha sido «otro año de éxito para el sector eólico». Sin embargo, ha manifestado que, a pesar de todos los esfuerzos, hay que seguir «avanzando a buen ritmo» si se quieren alcanzar los objetivos que se están fijando en todo el mundo para alcanzar «la senda del carbono cero». Ello implica, a su juicio, «esforzarse más» y ser capaces de «duplicar la velocidad» para alcanzar los objetivos a tiempo.

Por otra parte, ha abordado el tema del refuerzo de la seguridad del suministro y la eólica y ha subrayado que la «inquietante» situación actual y el contexto energético demuestran la «urgencia» de acelerar la transición energética «limpia» y aumentar la independencia energética de Europa respecto a los combustibles fósiles.

En su opinión, la solución «estructural» a la crisis es clara y se necesita «más unión de la energía y ampliar las energías renovables». Al respecto, ha apuntado que la Comisión Europea tiene una «visión clara del problema».

MARCOS REGULATORIOS «CLAROS Y ESTABLES»

Xabier Viteri ha aludido también a la «barreras políticas» y a la necesidad de marcos regulatorios «claros y estables» para lograr un «despliegue masivo» de la energía eólica que conlleva «enormes niveles de inversión».

En este sentido, ha advertido de que cualquier cambio «inesperado» en las reglas provoca «incertidumbre» y se traducirá en una «reducción del despliegue» de nueva capacidad renovable.

El responsable de Iberdrola Renovables ha asegurado que la política es fundamental para el sector y debe ser «consistente y progresista» en su planteamiento. A su juicio, no se pueden adoptar «medidas independientes» a corto plazo que vayan «en contra de las soluciones estrcuturales», porque, de lo contrario, esas «intervenciones nacionales» sobre los marcos «bien establecidos» tendrán un impacto «muy negativo» en la expansión de las energías renovables.

Por otro parte, ha apelado a la necesidad de superar los cuellos de botella en la concesión de permisos y ha subrayado que la industria eólica está «haciendo su parte, dispuesta y comprometida a dar un paso adelante», pero hay que «eliminar muchas barreras políticas». A su juicio, la concesión de permisos es el «principal obstáculo» que impide el progreso.

En este sentido, ha asegurado que «la superación de los cuellos de botella» en la concesión de permisos debe ser una «prioridad» para todos los países y los responsables políticos.

Además, también considera «primordial» crear un entorno para una planificación «óptima» y una infraestructura de red «bien dimensionada». En este sentido, cree que las inversiones deben dirigirse también a las redes inteligentes, a las redes de transmisión y distribución, así como al almacenamiento de energía, infraestructuras esenciales para la integración de la energía en el sistema y llevar la energía renovable a los usuarios.

Junto a ello, ha defendido la importancia trabajar en la construcción de una cadena de suministro «fuerte y sostenible» para apoyar la expansión y los altos volúmenes de producción necesarios, así como la creación de nuevos empleos verdes y el crecimiento económico de esas regiones.

Xabier Viteri ha subrayado el apoyo de Iberdrola a la innovación en tecnologías limpias y ha indicado que un buen ejemplo es la energía eólica marina flotante, una tecnología «clave» que permitirá desbloquear «oportunidades masivas» en muchas zonas del mundo en las próximas décadas.

Según ha indicado, en particular, en España, la eólica flotante será «la clave» para abrir la puerta a proyectos, reduciendo la dependencia energética e impulsando la industria eólica en España.

Por otra parte, en su discurso ha destacado que es fundamental «trabajar, mano a mano» con las personas que viven en las zonas donde los parques eólicos porque las comunidades se verán involucradas en la red y desarrollos renovables.

Por último, ha agradecido a WindEurope sus esfuerzos y el gran trabajo que están haciendo y les ha animado a seguir «con su papel clave y estratégico» para facilitar a la industria su camino y lograr los objetivos de descarbonización.

Según ha destacado, los objetivos son «compartidos y claros» y ahora es el momento de «trabajar juntos como industria» y enfocar los esfuerzos en la misma dirección.

Viteri ha concluido su discurso manifestando que cree firmemente que la transición a una economía neutra en carbono para 2050 es «tecnológicamente posible, económicamente factible y socialmente necesario», pero no se pueda «detener el impulso» y hay que actuar «rápidamente» remando en la «misma dirección» para reducir las emisiones y la dependencia energética, «construyendo un futuro más sostenible, seguro y resiliente, garantizando la seguridad de suministro».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA