Iberdrola constata una mejora del contexto regulatorio en España tras las nuevas medidas del Gobierno

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez-Galán

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez-Galán, ha constatado «una mejora del contexto regulatorio en España» tras las medidas aclaratorias aprobadas este martes por el Consejo de Ministros que limitan la minoración de ingresos de las compañías.

En la conferencia con analistas para presentar los resultados de los nueve primeros meses, Galán ha señalado que las medidas incluidas en el real decreto ley de 14 de septiembre crearon preocupación en los inversores, pero las aclaraciones efectuadas por el Gobierno reducen el efecto negativo estimado y «mejoran la situación de antes».

Según explicó la vicepresidenta segunda y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, la minoración a las compañías eléctricas solo se aplicará en caso de que una empresa o tecnología se haya beneficiado de la subida del precio del gas. Los que no lo hayan incorporado, no entran dentro de la minoración.

Asimismo, están exentos de esta minoración los contratos a plazo fijo firmados con anterioridad al 16 de septiembre, momento en el que se aprobó el real decreto de minoración, así como los que introduzcan ampliaciones de cobertura con precio fijo.

Por el contrario, la parte de los contratos que quede indexada a los mercados sí entrará dentro del perímetro a partir del cual se aplicará la minoración por beneficiarse de los beneficios extraordinarios vinculados al precio del gas, siempre de forma proporcional.

Según ha remarcado Galán, la compañía vende todos sus contratos a precio fijo y ha mantenido las tarifas para industrias, empresas y administraciones, lo que ha propiciado unos ahorros de 2.000 millones a unos siete millones de clientes.

La compañía ha cuantificado en 85 millones de euros el impacto sufrido en sus cuentas de los nueve primeros meses por dicha detracción de ingresos, ya que ha tenido que comprar en los mercados para cubrir la energía demandada.

En cualquier caso, Galán ha dejado claro que Iberdrola no ha cambiado la perspectiva de inversión en España, donde ha invertido 1.600 millones en los nueve primeros meses, un 20% más que en el mismo periodo de 2020.

«Solo pedimos estabilidad y predictibilidad», ha señalado el presidente de la energética, que ha explicado que la estrategia de la compañía se basa siempre en centrarse en los países que ofrecen mejores oportunidades.

Ha remarcado que en España tienen muchos megavatios en construcción y que en el futuro seguirán en la misma línea.

Preguntado por el impacto de la inflación en la compañía, Galán ha señalado que el 70% de los ingresos de Iberdrola procede de países con calidad crediticia ‘A’, y que el 96% de la producción en Europa y Reino Unido para 2022 ya está vendida. La compañía ha cuiberto la energía para el próximo año a menos de la mitad de los precios spot.

El balance de Iberdrola está bien posicionado ante un posible aumento de la inflación, ya que la vida media de la deuda es superior a seis años.

MANTIENE PREVISIONES Y DIVIDENDO

Galán ha reafirmado las previsiones de cerrar 2021 con un beneficio neto de 3.700 o 3.800 millones de euros y de alcanzar los 4.000 o 4.200 millones en 2022, con un dividendo para ambos años de 0,44 euros.

Respecto a la norma que establece la minoración de ingresos a las compañías con tecnologías no emisoras que se habrían beneficiado de los precios del CO2, actualmente en trámite en el Congreso, Galán ha señalado que la ley está sujeta a enmiendas. «El que contamina tiene que pagar, y ahora están pagando los que no contaminan. Hay que aclarar el planteamiento», ha incidido.

Preguntado por qué la energética no ha participado en la última subasta de 3.300 MW de renovables, ha señalado que en España se toma decisiónes «en función de lo que uno espera», y que la compañía participa en las subastas más atractivas, pero no en las que le parecen menos, y ha inscrito esto en «la normalidad».

En cualquier caso, ha recordado que Iberdrola tiene 1.500 MW en construcción en España que se irán poniendo en funcionamiento.

SPIN OFF EN EÓLICA MARINA

Respecto al posible ‘spin-off’ del negocio offshore (eólica marina), anunciado por la compañía a finales de julio, Ignacio Sánchez-Galán ha señlado que pueden seguir «dando pasos para facilitar la operación en el futuro».

La energética quiere aprovechar las crecientes oportunidades que se prevé surjan en este negocio a nivel mundial (con especial hincapié en la zona de Asia-Pacífico). Para financiar dicho crecimiento sin incurrir en un mayor apalancamiento que pueda derivar en un deterioro del rating, la compañía pretende dar entrada a algún socio financiero a través de una ampliación de capital en el negocio. Tampoco descarta una salida a bolsa o la entrada de un socio privado. En cualquier caso, no espera que sea antes de un año.

La compañía destaca el potencial de este negocio, una de las grandes apuestas de la energética a futuro y donde es puntera en el mundo, que genera unos 600 millones de euros de resultado bruto de explotación (Ebitda).