Hungría se encastilla y mantiene su veto al embargo europeo del petróleo ruso

barril petroleo

Barriles de petróleo

Hungría sigue oponiéndose al embargo europeo al petróleo ruso, así que las probabilidades para que la UE apruebe la medida la semana que viene escasean. El primer ministro húngaro, Viktor Orban, había dicho hace varias semanas que se necesitaría una cumbre de líderes europeos para forjar un acuerdo sobre el embargo de petróleo, pero su Gobierno está apuntando ahora que cualquier progreso probablemente se retrasará hasta el próximo mes como mínimo, según ha asegurado la agencia Bloomberg.

La UE lleva varias semanas estancada en torno a una propuesta de la Comisión Europea de eliminar progresivamente el petróleo ruso para principios de 2023 como parte de un sexto paquete de sanciones por la invasión de Ucrania por parte de Moscú.

En un esfuerzo por romper el estancamiento, el brazo ejecutivo del bloque ofreció a Hungría y Eslovaquia alargar la eliminación progresiva hasta finales 2024, y a la República Checa hasta junio del mismo año. Budapest indicó que se necesitarían al menos 770 millones de euros para renovar su industria petrolera, incluyendo inversiones en infraestructuras en Croacia, además de una cantidad no especificada de fondos adicionales para adaptarse a posibles subidas del precio del gas.

INVERSIONES EUROPEAS

La Comisión está dispuesta a invertir hasta 2.000 millones de euros en infraestructuras petroleras en los países con más dificultades para alejarse del petróleo ruso, pero por el momento no han convencido a Hungría. Las conversaciones de este país continúan con Bruselas y aún existe la posibilidad de que haya algún avance antes de que los líderes de la UE se reúnen en una cumbre de dos días la próxima semana.

En una reunión ministerial a puerta cerrada celebrada este lunes en Bruselas, Hungría ha vuelto a enumerar sus exigencias, pidiendo primero soluciones -como inversiones en terminales y oleoductos- y después sanciones. «No somos adivinos, pero la posición del gobierno húngaro es clara y la mantenemos», dijo el portavoz del gobierno húngaro Zoltan Kovacs a Bloomberg.

Algunos países miembros han sugerido sacar al petróleo del paquete de sanciones, que requiere unanimidad, y que también incluye propuestas para excluir a más bancos del sistema internacional de pagos SWIFT, la prohibición de prestar servicios de consultoría a entidades rusas, restricciones a la compra de bienes inmuebles en la UE y la inclusión de más personas en la lista de sanciones del bloque.

APROBAR EL EMBARGO SIN HUNGRÍA

Otros han sugerido que los otros 26 miembros de la UE acuerden la prohibición del petróleo fuera del marco del bloque y sin la participación de Hungría. Sin embargo, esta opción podría llevar a otros países a buscar otras exenciones en el paquete de sanciones.

Hungría, un país sin costa, ha dicho que cualquier restricción al petróleo ruso debe centrarse en los suministros por mar -y eximir a los oleoductos- para que Budapest apoye la prohibición. El Gobierno de Orban calcula que se necesitarían entre 15.000 y 18.000 millones de euros para renovar la seguridad energética del país, que tiene uno de los precios de combustibles más bajos de Europa gracias en gran medida a las subvenciones estatales y los suministros baratos de Rusia.