“He llegado a ser contratada por un día para hacer una guardia”: la temporalidad en la sanidad madrileña

Cama de hospital

Imagen de una cama de un hospital.

La temporalidad golpea con dureza la sanidad. El abuso de la misma en algunas comunidades alcanza “unas cuotas inaceptables”. Así lo denuncian asociaciones y colectivos médicos, que destacan que, por ejemplo, en la Comunidad de Madrid afecta a uno de cada dos trabajadores de las plantillas de los hospitales públicos. El 52% son interinos o eventuales, cifra que supera el 85% en las urgencias. Los casos de profesionales trabajando durante años y años, hasta 15 o 20, sin plaza se suceden. También los contratos por días.

Años encadenando contratos temporales. Renovando cada mes, cada tres meses o cada seis, si se tiene suerte. Esta es la inestabilidad laboral en la que están sumidos miles y miles de sanitarios en España. Y eso, pese a que en muchos casos realizan su labor en un mismo puesto de trabajo, sin plaza fija.

“He llegado a ser contratada por un día para hacer una guardia”, recuerda Sonsoles San Román, del Hospital de La Paz de Madrid, que lleva en la misma plaza desde enero de 2014. Es oncóloga infantil, una especialidad “bastante específica” y que requiere “un conocimiento y una dedicación muy importante”, explica en declaraciones a EL BOLETIN. Esto supone que su formación pasa por estudiar y por formarse en congresos y reuniones. Una labor que no podría compaginar con sacarse una oposición.

“Nos están pidiendo que hagamos un examen, una especie de selectividad de la Pediatría muy en general. Mi grado en formación de Pediatría es nulo, me dedico a cosas muy específicas”. San Román no entiende qué sentido tiene examinarse sobre unos conocimientos que no le van a valer en su día a día, pero que le harán dejar de formarse en su materia. “Soy interina desde 2019, pero hasta entonces me han ido renovando constantemente los contratos y entiendo que he sido válida para el puesto”, remarca.

Los médicos y facultativos de los hospitales públicos de la región, que arrancan este martes una huelga indefinida, reclaman una convocatoria por el sistema de concurso de méritos de todas las plazas ocupadas con carácter temporal de forma ininterrumpida con anterioridad a 1 de enero de 2016. Antes de cualquier oposición, quieren que se establezca un concurso de méritos y su plaza no dependa de un examen. Más aún cuando gran parte de estos y estas profesionales están en esta situación por la falta de oposiciones. En lugar de convocar plazas, Madrid ha apostado por la temporalidad.

Estas políticas hacen, por ejemplo, que San Román vea como una salida dejar su actual labor, en la que ha puesto en marcha una terapia contra el retinoblastoma, para convertirse en pediatra general. En 2019 se presentó a una oposición de Atención Primaria, de la cual todavía no sabe si logró o no plaza.