Guterres advierte de que la «humanidad juega con una pistola» ante la posibilidad de una nueva carrera nuclear

Antonio Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas

Antonio Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha advertido este viernes en Hiroshima de que «la humanidad está jugando con una pistola cargada» de cara a una nueva carrera armamentística.

«Es totalmente inaceptable que los estados en posesión de armas nucleares admitan la posibilidad de una guerra nuclear. La humanidad está jugando con un arma cargada», ha avisado Guterres en el 77 aniversario del bombardeo atómico de Hiroshima en Japón.

Así, desde el memorial de Hiroshima, el secretario general ha rendido homenaje a las víctimas de las bombas atómicas. «Hoy en Hiroshima, rendí homenaje a las decenas de miles de personas que murieron a causa de las bombas atómicas hace 77 años. No podemos olvidar las lecciones de Hiroshima y Nagasaki», ha afirmado en su cuenta de la red social Twitter.

Además, en la publicación ha añadido que hay que «actuar en su memoria y borrar las armas nucleares de la faz de la tierra de una vez por todas».

El titular de la ONU ha considerado que «las armas nucleares no tienen ningún sentido»: «Debemos preguntarnos qué hemos aprendido de la nube en forma de hongo que se elevó sobre esta ciudad en 1945», ha incidido, según ha recogido un comunicado de Naciones Unidas.

Guterres ha lamentado el bombardeo sobre el territorio japonés en la Segunda Guerra Mundial. También ha reflexionado sobre las tensiones geopolíticas durante la Guerra Fría por los «aterradores amagos que pusieron a la humanidad a unos minutos de la aniquilación».

A su vez, ha advertido de que los líderes mundiales están gastando ingentes cantidades de dinero en aumentar los arsenales de armas nucleares con la consecuente aceleración de una nueva carrera armamentística.

«Se están extendiendo rápidamente las crisis con graves transfondos nucleares, desde Oriente Medio hasta la Península de Corea, pasando por la invasión rusa de Ucrania», ha criticado.

A pesar de las advertencias de las posibles consecuencias de la actual inestabilidad geopolítica, el secretario general ha afirmado atisbar «signos de esperanza».

Así, ha recordado que en junio miembros del Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares se reunieron por primera vez para desarrollar una hoja de ruta hacia un mundo libre de estas armas del fin del mundo. Mientras, ha recordado, esta semana se está celebrando en Nueva York la Décima Conferencia de Revisión del Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares.

«Hoy, desde este espacio sagrado, hago un llamado a los miembros de este Tratado a trabajar con urgencia para eliminar los arsenales que amenazan nuestro futuro», ha instado Guterres.