Goirigolzarri triplica su sueldo con el salto de Bankia a CaixaBank

José Ignacio Goirigolzarri bankia

El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri Autor: CaixaBank

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El paso de presidir Bankia a presidir CaixaBank supondrá un incremento más que considerable en el sueldo que recibirá José Ignacio Goirigolzarri. La remuneración del banquero vasco más que se triplicará, pasando de 500.000 euros a 1,65 millones, sin contar la retribución variable (un máximo de 200.000 euros).

Según ha comunicado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), CaixaBank celebrará su junta general de accionistas el próximo 14 de mayo en Valencia. Una cita en la que, además de la distribución de dividendos, se someterá a votación la nueva política de retribuciones de la cúpula.

De acuerdo con la propuesta elevada a la aprobación de los accionistas, el nuevo presidente, José Ignacio Goirigolzarri, percibirá una remuneración fija de 1,65 millones de euros, a lo que habría que sumar hasta un máximo de 200.000 euros en concepto de retribución variable.

A estas cantidades se le unirá un incentivo a largo plazo, materializado en acciones de la entidad durante distintos ejercicios a partir del año 2025, en caso de cumplir con los objetivos establecidos por la entidad. Goirigolzarri no percibirá cuantía alguna por pertenencia a otros consejos.

Como presidente de Bankia, Goirigolzarri cobró en 2020 una remuneración fija de 500.000 euros y renunció a su retribución variable, que podía ascender a hasta un 60% de la retribución fija. Desde su llegada a Bankia en 2012, la retribución del banquero vasco estuvo sujeta a las limitaciones establecidas por la normativa aplicable a las entidades en reestructuración, que no resultan de aplicación al régimen de los administradores y directivos de CaixaBank.

Política de remuneración

El banco ha explicado que a la hora de establecer la política de remuneración del nuevo presidente de la entidad, la cúpula ha tenido en consideración la nueva dimensión del banco, que se ha convertido en el primer grupo financiero en España y en la décima compañía del Ibex 35 por capitalización bursátil, además de las funciones ejecutivas que recaen entre sus cometidos.

Asimismo, CaixaBank sigue las recomendaciones de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) para cargos ejecutivos y establece un mix retributivo con el objetivo de no asignar toda la retribución a través de una remuneración fija.

El anterior presidente de la entidad, Jordi Gual, sin funciones ejecutivas, percibió en 2020 una remuneración de 1,382 millones de euros en 2020, entre la retribución fija (1,09 millones) y la derivada por su pertenencia a consejos de otras sociedades y a comisiones del consejo de administración.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish