Giro en el mercado inmobiliario: la demanda de compra de vivienda vuelve a imponerse al alquiler

Una mujer echa un vistazo a las ofertas de una agencia inmobiliaria.

La compra de vivienda en España está ganando terreno al alquiler. La demanda para comprar vivienda este año representa el 50% del mercado, frente al 38% que busca alquiler. Mientras, el 12% restante busca simultáneamente en ambos mercados. Esta es una de las principales conclusiones del informe de Fotocasa Research “Radiografía del mercado de la vivienda en 2021-2022” elaborado por el portal inmobiliario Fotocasa, donde por primera vez en cinco años, la demanda de alquileres es inferior a la compra.

 

«Estamos ante un giro de 180 grados. Es la gran transformación que ha ocasionado la pandemia. El mercado del alquiler y el de la compraventa se han intercambiado las posiciones. Desde la burbuja inmobiliaria el alquiler fue adquiriendo cada vez más terreno hasta liderar por completo el mercado, pero el impacto social de la covid ha cambiado las preferencias de los españoles y con ello, la tendencia», asegura María Matos, directora de Estudios y Portavoz de Fotocasa, quien señala que las zonas donde se detecta un mayor interés por comprar son la Comunidad Valenciana y Andalucía. Por otro lado, Madrid y Cataluña destacan por ser las autonomías donde más se ha reducido la oferta en alquiler.

En tan solo seis meses la demanda para comprar vivienda ha pasado de representar el 44% al 50% actual. Si comparamos esta cifra con hace un año, la demanda de vivienda ha crecido 10 puntos porcentuales . Por otro lado, la demanda para alquilar vivienda es la que está descendiendo de forma muy significativa y ahora representa el 38% del total de la demanda. En seis meses, la demanda para alquilar ha caído siete puntos porcentuales al pasar del 45% en agosto de 2021 al 38% en febrero de 2022. Si comparamos estos datos con hace justo un año la caída es más drástica (de 12 puntos porcentuales) y pasa del 50% en febrero del 2021 al 38% en febrero de 2022.

En esta distribución de pesos del conjunto de demandantes se venía apuntando en las anteriores olas de encuestas realizadas por Fotocasa Research y se acercaba poco a poco a este punto de inflexión que finalmente se ha producido. La mayor presencia de demandantes de propiedad que de alquiler es un rasgo muy relevante del mercado inmobiliario dos años después de la irrupción de la covid-19.

La participación en el mercado vuelve a datos de antes de la pandemia

Los datos de particulares participando en el mercado de la vivienda, ya sea desde el lado de la oferta o de la demanda, es del 31%. Esto quiere decir que el 31% de los españoles mayores de 18 años han realizado alguna acción en el mercado inmobiliario en los últimos 12 meses. «Este dato nos devuelve a datos previos a la pandemia (febrero 2020) y nos muestra que el inmobiliario se ha recuperado y ya va camino de la estabilización», apunta Fotocasa.

«Partimos de niveles máximos en agosto de 2019 (35%) y febrero de 2020 (31%), justo antes del comienzo de la crisis sanitaria. El impacto del coronavirus se dejó notar, sobre todo, en el siguiente instante de medición, cuando en agosto de 2020 se situó en el 27%, afectado lógicamente por las duras restricciones del periodo de confinamiento. A partir de ese punto inició un repunte que le llevó hasta situarse en máximos (34%) en agosto de 2021. Y así es como llegamos al dato de febrero de 2022 del 31% de particulares que han realizado alguna acción en el mercado de la vivienda en los últimos doce meses. Es idéntico porcentaje al de justo dos años antes», añade.

Pero hay una diferencia fundamental respecto a entonces y tiene que ver con el hecho de que la contracción de la actividad en el mercado de la vivienda llega, fundamentalmente, de la mano del alquiler, que desciende tres puntos porcentuales con respecto a agosto de 2021.

Así, hay un 16% de particulares que ha interactuado en este mercado —alquilando o intentando alquilar; como arrendador o como inquilino— en los últimos doce meses, frente al 19% que lo aseguraba en agosto de 2021. Por lo que se refiere a la compraventa de vivienda, el movimiento se mantiene estable en comparación con agosto del pasado año, con un 19% de los particulares haciendo alguna acción en este mercado, independientemente de si ha cerrado la operación o no.

De hecho, las acciones inconclusas en ambos mercados merecen una atención especial: crecen de manera estadísticamente significativa los aspirantes a inquilinos y los aspirantes a compradores que han buscado una vivienda para alquilar o comprar y no lo han conseguido. En total, un 18% de los particulares mayores de 18 años no han conseguido todavía satisfacer su demanda de vivienda pese a haber estado buscando. Echando la vista atrás, hasta agosto de 2021, vemos que eran el 16%, una cifra dos puntos más baja que la actual. Y más abultada es la diferencia si se amplía el horizonte temporal: hace un año, en febrero de 2021, eran un 14% los que se encontraban en esta situación.