Gestión de impagados y recobro de deudas

Escritorio
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Una de las más conocidas pesadillas en el mundo de la Pyme y de los autónomos en general, es sin lugar a dudas la gestión de impagos. Y es que, más allá de los problemas de liquidez y tesorería que este tipo de incidencias acostumbra a generar, hay que tener muy en cuenta sus consecuencias sobre los intangibles que sostienen las relaciones entre operadores y clientes. Una deficiente gestión de impagos puede no quedarse simplemente en un mal trago para convertirse en el principio de una relación de desconfianza y recelo entre los actores implicados que tiene difícil vuelta atrás.

Conscientes de que la integridad y buena marcha de las relaciones con sus clientes son sagradas, cada vez más empresas se decantan por externalizar esta parte de la gestión a compañías especializadas en este ámbito. De esta manera, además de eludir la necesidad de afrontar de manera directa con el consiguiente menoscabo a la relación con el cliente, se aseguran de que la gestión del impago será abordada con eficiencia y delicadez. Es el caso de la Gestión de impagados con Intrum, una empresa con más de 100 años de historia que ayuda a compañías de toda Europa a cerrar sus ejercicios con las cuentas saneadas y una reputación sin manchas.

Además de un sistema de trabajo a la vanguardia en términos de herramientas de gestión de pagos, esta empresa cuenta además con un nutrido equipo de asesores que contribuyen a que el proceso sea fluido y las garantías legales de sus clientes estén siempre garantizadas. Mediante una estrategia que tiene en cuenta de manera muy especial a los clientes de sus clientes en tanto que clave para el bienestar mutuo, esta compañía propone también servicios para la recuperación del IVA de las facturas impagadas. Por otra parte, Intrum cuenta con un servicio de asesoría jurídica propio que pone a disposición de sus clientes y que adapta a sus necesidades en todo momento.

No obstante, expertos y profesionales de todos los sectores recuerdan que tan importante o más que la gestión de impagados es la prevención de los mismos. Una buena gestión anticipada puede simplemente ahorrar un proceso que, además de farragoso, puede implicar costes importantes. En este sentido, empresas como Intrum también han incorporado este tipo de servicios a su oferta para asegurarse de que sus clientes consiguen llevar en todo momento las riendas de su negocio. Para ello, pone a su alcance el llamado Kit de Prevención Intrum, que consiste en un sello físico y digital con su marca que avisa del asesoramiento de todo el proceso por parte de esta compañía y, por tanto, también en caso de impago. Y si este se produjere, la compañía ofrece el material necesario para afrontar dicho proceso de la manera más eficiente. Sin ir más lejos, Intrum facilita a sus clientes afectados por impagos su Carta de Reclamación de pago para agilizar la cuestión. También contribuye a la prevención a través de cartelería y banners informativos que pone a disposición de quienes emplean dicho kit.