Gazprom confirma el cese del suministro de gas a Países Bajos por negarse a pagar en rublos

Inicio de operaciones de un Gasoducto

Gasoducto

La compañía rusa Gazprom ha confirmado este martes el cese del suministro de gas a la empresa neerlandesa GasTerra BV por negarse a pagar en rublos, como parte de las medidas de represalia impuestas por Rusia para hacer frente a los intentos de bloqueo y boicot energético que llegan desde Europa por la invasión de Ucrania.

El cese de suministros supone que desde ahora hasta el 1 de octubre de 2022, fecha en la que finaliza el contrato, Países Bajos dejará de recibir unos 2.000 millones de metros cúbicos de gas al año aproximadamente.

Para compensar, la empresa holandesa de transporte de gas Gasunie está construyendo con urgencia una terminal en el puerto de Eemshaven, en Groningen. Se espera que con la contratación de dos buques de regasificación, GasTerra BV reciba al menos 8.000 millones de metros cúbicos de gas al año.

De acuerdo con Gazprom, el suministro hacia Países Bajo solos en 2020 fue de unos 11.810 millones de metros cúbicos al año, menciona la agencia rusa Interfax. Con esta decisión, Países Bajo se suma a la ya adoptada por Polonia, Bulgaria y Finlandia, a quienes se les ha confirmado también el fin de estos suministros.

El pasado 31 de marzo, por orden del presidente, Vladimir Putin, las empresas energéticas rusas se vieron obligadas a cobrar sus servicios con rublos para contrarrestar las sanciones europeas impuestas por la invasión de Ucrania hace ahora tres meses.