Formas de inversión para hacerle frente a la incertidumbre

Calculadora dólares
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Hoy en día todos nos encontramos recalculando nuestros planes, nuestros próximos movimientos e incluso nuestras formas de vida. La economía mundial se encuentra navegando sin un horizonte claro y las principales potencias del mundo están atentas al posible rebrote de Coronavirus y sus duras consecuencias tanto a nivel sanitario como económico. En este contexto, ¿cómo podemos invertir nuestro dinero para hacerle frente a la incertidumbre?

Sin lugar a dudas atravesamos un momento lleno de incertidumbre, en donde no existen las grandes certezas. Por supuesto, más allá de las dudas sobre el Coronavirus, esa pandemia que ha cambiado los planes macro y micro económicos de todos, también han surgido otra clase de interrogantes. Entre ellos, los que más se han destacado en estos últimos meses han sido los vinculados al ahorro y a la inversión, con el fin de intentar salvaguardar el valor del capital acumulado o incluso generar ganancias extras que complementen o reemplacen otro tipo de ingresos como puede ser el salario. Ahora bien, ¿es el 2020 un buen año para pensar en invertir?

Un mundo mucho más conectado que antes

En primer lugar, es necesario detenernos un minuto a pensar qué características tiene este momento excepcional en el que vivimos. Si bien no es ninguna novedad pensar el peso que tiene la tecnología en nuestra vida cotidiana, la pandemia actual ha acelerado de gran manera la digitalización de muchas áreas productivas y financieras. Por ejemplo, sitios como IntelBanca han registrado un crecimiento exponencial en lo que va del año, al recibir visitas y consultas de distintas partes del mundo para encontrar soluciones a dudas de índole financiero, así como información útil dentro de las distintas áreas económicas, como cotización de seguros, compras con tarjetas de crédito o planes bancarios.

Esta situación, claro, se da en medio de un momento en el que se evidencian grandes caídas en los mercados de todo el mundo por efecto del enfriamiento económico que conlleva este estado de excepción. Así, se busca encontrar algún tipo de certeza en medio de la incertidumbre. Lo que logran esta clase de sitios web es aportar información profunda y de calidad en tiempos en los que la información no suele tener el tratamiento necesario y se apuesta más a la velocidad que a la profundidad. Por suerte, existen portales que saben combinar ambas cuestiones.

En estos sitios no encontraremos las habituales promesas sobre cómo conseguir dinero rápido ni planes fraudulentos o, al menos, de dudosa seguridad en términos de inversión y ahorro. En su lugar, hallaremos diferentes puntos de vista de especialistas, así como comparaciones entre productos y servicios para hallar eso que estábamos buscando al precio más conveniente sin gastar de más ni comprar falsas esperanzas. Con el mayor tiempo libre que ha traído este momento y la imposibilidad de viajar, los pequeños y medianos ahorristas se han volcado a pensar en cómo poner a producir su dinero y generar ingresos extra. Para ello, claro, es clave mejorar la educación financiera.

Al mejorar nuestro conocimiento dentro de esta área, la cual muchas veces parecía estar restringida a las personas dedicadas a la bolsa o a los multimillonarios, podemos mejorar considerablemente nuestra calidad de vida y el aprovechamiento de nuestro patrimonio. De esa manera, con una utilización inteligente de nuestro capital, podremos financiar viajes y vacaciones, ganarle a la inflación e incluso acelerar el proceso de independencia financiera para lanzar nuestro propio proyecto o dedicarnos a lo que realmente nos apasiona en la vida sin necesidad de cumplir horarios todos los días. Dicho esto, vamos a pensar algunas formas de inversión que pueden ser de gran ayuda.

Foto de PhotoMIX Company en Pexels

Inversión en línea: opciones rendidoras y prácticas

Luego de lo expuesto en este artículo, comentaremos algunas opciones a considerar para invertir. En primer lugar, encontramos las más tradicionales y seguras como los plazos fijos bancarios. Son las más conocidas por los pequeños y medianos ahorristas que buscan tener minimizar el riesgo y, al mismo tiempo, saber de antemano el rendimiento que pueden obtener. Hoy en día se puede hacer todo desde el hogar y en tiempos de crisis es una alternativa que siempre crece. Ahora bien, cabe destacar que mientras menor es el riesgo, menor suele ser la posibilidad de obtener grandes ganancias.

En esa dirección, la rápida digitalización del sector financiero que comentamos al principio, dio a lugar a diferentes aplicaciones y herramientas que facilitan el momento de inversión para aquellos que no conocen demasiado el mundo financiero. Así, se puede participar de fondos de inversión, compra de acciones o bonos internacionales desde la pantalla del celular sin correr grandes riesgos y tener siempre el asesoramiento de un experto. Para este tipo de inversiones en línea, siempre es recomendable tener en claro qué tipo de desempeño es el que queremos obtener, los objetivos que nos trazamos y el plazo en el que necesitamos retirar esas ganancias. Por suerte, el asesoramiento suele ser integral en ese sentido.

Ahora bien, para quienes buscan un poco más de productividad y, por ende, están dispuestos a aumentar el riesgo de su inversión, existen alternativas como las Opciones Binarias, en las que gracias al actual contexto de volatilidad que se vive por la pandemia a nivel mundial, los rendimientos son mayores. Tal y como indica su nombre, en este instrumento financiero se apuesta al comportamiento de un activo, que bien puede ser una materia prima, una divisa internacional, una criptomoneda u oro –entre muchos otros-, en un determinado lapso de tiempo. Así, se predice su valor subirá o bajará. Para lograr una mayor efectividad, este método requiere estar al tanto de las últimas novedades geopolíticas, como es el caso de las próximas elecciones en Estados Unidos por ejemplo.

Foto de PhotoMIX Company en Pexels

Otra alternativa interesante en este contexto y que se ha visto facilitada por el fortalecimiento del mundo en línea es la compra y venta de acciones en las distintas bolsas. La volatilidad actual, a la cual ya mencionamos en reiteradas ocasiones, permite que los precios suban y bajen en un ritmo mayor al habitual, lo que puede producir grandes beneficios. En ese sentido, las acciones de las empresas vinculadas a la tecnología parecen ser las grandes ganadoras de este año. Amazon, por ejemplo, ha logrado un desempeño que supera incluso lo proyectado para los próximos años a comienzos del 2020. Con esta opción sucede lo mismo: saber las últimas tendencias y novedades de la agenda mediática y política hará que nos movamos con mayor soltura y eficiencia.

Por último, no se pueden dejar de lado a las criptomonedas, las cuales de acuerdo a la mirada y el análisis de diferentes especialistas han superado su primera gran prueba de fuego este año. Su valor, que no estuvo excepto de una caída en marzo, se ha visto fortalecido y ha hecho que grandes grupos inversores dejaran atrás sus prejuicios. Lo mismo ha sucedido con los pequeños y medianos inversores, que gracias al mayor tiempo libre han podido introducirse en este nuevo mundo financiero que no solo ha llegado para quedarse, sino que se encuentra más sólido que nunca y puede ser sin lugar a dudas la economía de un futuro cada vez más próximo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA