Felipe González garantiza su apoyo a Sánchez, sin «interferir», pero avisa de que seguirá diciendo lo que piensa

El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y el expresidente del Gobierno, Felipe González, participan en el acto de apertura oficial, enmarcado en la segunda jornada del 40 Congreso Federal - Rober Solsona - Europa Press

El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y el expresidente del Gobierno, Felipe González, participan en el acto de apertura oficial, enmarcado en la segunda jornada del 40 Congreso Federal - Rober Solsona - Europa Press

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El expresidente del Gobierno Felipe González le ha querido confirmar su apoyo en público al líder socialista, Pedro Sánchez, tras haberse confesado «huérfano de representación» hace unos meses. Durante su intervención en el 40º Congreso Federal, González ha sentenciado que está a su disposición, pero que no va a «interferir», aunque siempre seguirá diciendo «lo que piensa».

«A mucha honra», ha proclamado González, antes de lanzar un dardo, aunque sin citarle expresamente, contra el exlíder de Podemos Pablo Iglesias por tener la «torpeza» de «inventar» ese término de «régimen del 78» para referirse a ese periodo de forma despectiva.

«Me gustaría que se creara un premio para podérselo dar al inventor de la frase del régimen del 78, aunque estoy seguro de que no nos ayuda su intención, pero sí su torpeza», ha ahondado durante su intervención ante los más de 4.000 delegados y militantes que asisten a la inauguración del Congreso.

En todo caso, el expresidente ha señalado no le llama tanto la atención que haya fuerzas en contra de la Constitución, como que los partidos que dicen defenderla se nieguen a cumplirla, en relación a la negativa del PP de pactar la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Previamente, González ha aprovechado para cargar también contra todos los tipos de «tiranías», se disfracen «con una bandera o con otra», haciendo mención expresa a los «amigos» del otro lado del Atlántico.