FELGTB pide garantizar por ley la autodeterminación del colectivo “sin tutelas”

Bandera arcoiris izada en la Plaza de España de Sevilla con motivo del Día del Orgullo LGTBI

Bandera arcoiris izada en la Plaza de España de Sevilla con motivo del Día del Orgullo LGTBI - Europa Press

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) ha reclamado este jueves el «desbloqueo» de las leyes que garantizan sus derechos y que se garantice a través de estos textos la autodeterminación del colectivo «sin tutelas» y sin «personas extra» que deban acreditar quiénes son las personas LGTBI.

Así lo ha pedido Niurka Gibaja, miembro de la Comisión Ejecutiva de la entidad, en un acto celebrado con motivo del Día Internacional contra la LGTBIfobia, que se celebra este lunes 17 de mayo, y en el que varias personas que pertenecen al colectivo LGTBI han contado sus experiencias de discriminación o rechazo a lo largo de su vida.

Las palabras de Gibaja se producen a apenas cinco días de que una proposición de Ley Trans se debata en el Congreso, un texto que fue registrado por varias formaciones en la Cámara baja como alternativa al texto sobre este tema redactado por el Ministerio de Igualdad y que, según el departamento que dirige Irene Montero, está «bloqueado» por el PSOE.

Los socialistas no apoyan la autodeterminación de género que sí incluye la ley de Igualdad y que también reclama la FELGTB, y que permite realizar un cambio de sexo en el Registro Civil con el único requisito de la declaración expresa de la persona interesada. Para el PSOE esta situación «pone en riesgo» la «identidad del resto de 47 millones de españoles», según declaró la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo.

Durante las negociaciones del texto, los socialistas propusieron como alternativa que la declaración de la persona estuviera avalada por un testigo, una medida que para el colectivo LGTBI no es aceptable, ya que lo consideran una forma de «tutela».

Discriminaciones y violencia

Pero la completa autodeterminación de género no es la única exigencia del colectivo. En el manifiesto leído por Gibaja, también se llama a incluir en la ley medidas que protejan a las personas LGTBI de las llamadas terapias de reconversión, que garantice la filiación de parejas lesbianas o mujeres sin pareja o una educación en diversidad.

Algunas de estas medidas, ha explicado, solucionarían en parte las discriminaciones y la violencia que estas personas sufren «todavía a día de hoy». En este sentido, Gibaja ha recordado que, en 2020, casi 70 países siguen criminalizando en sus leyes la homosexualidad y en un centenar cuentan con normas «abiertamente LGTBIfóbicas».

Esta situación obliga a muchos a huir de sus casas y de sus países. Sin embargo, esta decisión les pone, en muchas ocasiones, de nuevo en peligro, ha indicado la FELGTB. Según explica, «la discriminación no termina siempre cuando uno se va del país» o el abandono de hogar, ante una familia que no acepta una identidad o orientación sexual, acaba en la mayoría de los casos en el sinhogarismo.

Estos datos, ha explicado Gibaja, están avalados por estudios, en los que también se recoge la discriminación del colectivo en el acceso al trabajo o la vivienda.

Formación de profesionales y educación de menores 

Otras violencias que sufren las personas LGTBI y que la entidad recoge en su manifiesto, se producen en las consultas médicas, en donde la falta de formación de los profesionales y la ausencia de protocolos les sitúa en una posición de violencia. Gibaja habla, en este sentido, de una visión heteronormativa de los cuerpos o de la visión del tratamiento.

En cuanto a falta de formación, la FELGTB también habla de la que reciben los menores, sobre diversidad y relaciones afectivo-sexuales, en los colegios y que en la actualidad, apunta la directiva de la entidad, depende más de la «voluntad de los centros» y de «los docentes». A su juicio, mientras este tipo de formación no se generalice, los menores seguirán siendo discriminados por ser o parecer de una identidad distinta a la normativa y los niños de familias LGTBIfóbicas no tendrán un lugar de referencia al que acudir.

Finalmente, Gibaja destaca el aumento registrado en los últimos tiempos de los delitos de odio por LGTBIfobia, aunque su mayor preocupación, ha indicado, es que, según un estudio de la FELGTB, el 55% de las personas que aseguran haber sufrido esta violencia no lo denuncia. Sólo un 15% fue a la Policía ante un hecho como este y en un 3% los hechos fueron puestos en conocimientos de la Fiscalía, recoge el informe, realizado en 2019.

La FELGTB indica que la mayoría de estos delitos (273) son por acoso e intimidación, seguidos por las agresiones físicas (167) y las verbales (141). También se han contabilizado agresiones a través de despidos (74) y agresiones sexuales (16), entre otras.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA