Exigen la dimisión del consejero delegado de Metro: “O es un canalla, o es un pésimo gestor”

“O es un canalla, o es un pésimo gestor”, es la conclusión de un trabajador de Metro de Madrid sobre el consejero delegado del suburbano, Borja Carabante, que este viernes ha comparecido en la Comisión de Investigación sobre la presencia de amianto en Metro de Madrid. Fuera de la Asamblea, decenas de trabajadores se han concentrado para exigir responsabilidades.

Este material cancerígeno deja ya dos fallecidos, decenas de trenes paralizados y 53 estaciones afectadas en el suburbano madrileño. Sin embargo, nadie asume ninguna responsabilidad, tampoco el actual consejero delegado.

Tengo la conciencia muy tranquila”, ha afirmado Carabante en una comparecencia bronca donde no ha convencido a los representantes políticos del PSOE, Podemos y Ciudadanos, que acusan a la actual dirección del metro de actuar con negligencia en el proceso de desamiantado.

“Tenemos muertos, muchos que no son oficiales, varios enfermos, y los que vendrán, por culpa del amianto. La Comunidad lo supo en el 2003 y no hizo nada”, lamenta un trabajador del suburbano.

A su lado se encuentra otro miembro adscrito a Comisiones Obreras, quien critica que la dirección diga “ahora” que el plan contra el amianto acabará en 2025. “Verás cómo se irá retrasando con los años”, teme.

Dentro de la Asamblea, la comisión ha servido para constatar la dilación de las fechas en las que se comunica la existencia de amianto en el metro y el retraso en la aplicación del protocolo correspondiente, provocando la sanción incluso de Inspección de Trabajo.

Sin embargo, Carabante niega la mayor y asegura que desde el primer momento que tuvo constancia del amianto actúo en consecuencia e inició un plan de prevención para los trabajadores. Algo que niegan los presentes en la concentración de fuera: “Ideas sueltas, sin formación específica ni nada, un poco de ideas generales y ya está, no hubo ningún protocolo”, insisten.