Europa multiplica la compra de GNL a EEUU ante la escasez de suministro del gas ruso

Servicios Logísticos de GNL

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El número de buques cisterna que cruzan el Atlántico con gas natural licuado (GNL) estadounidense que declaran como destino puertos de Europa Occidental se ha disparado un 50% en solo 24 horas, a medida que se agudiza la crisis energética del continente con los cortes de suministro desde Rusia.

Según los datos de transporte marítimo recopilados por Bloomberg, ayer jueves eran 15 los barcos en tránsito, frente a los 10 del miércoles. Además, hay otros 11 cargamentos de GNL estadounidenses con destinos no declarados cuyas rutas sugieren que se dirigen a Europa, entre ellos el Minerva Chios, que salió de la terminal de exportación de GNL Sabine Pass de Cheniere Energy en Luisiana a mediados de noviembre y estaba en el Océano Índico cuando fue desviado hacia Europa la semana pasada.

La crisis energética de Europa se ha intensificado en los últimos días después de que la parada de los reactores nucleares en Francia y la baja producción de energía eólica en Alemania agravaran una escasez que está obligando a los países a quemar más carbón e incluso petróleo para mantener las luces encendidas y los hogares calientes. En el trasfondo, los problemas de suministro de gas ruso durante los últimos meses, que podrían ir a más ante la escalada de tensión en Ucrania.

Las noticias sobre los cargamentos de GNL estadounidense que se dirigen al continente y que suponen un alivio hicieron que los precios de referencia del gas en Europa bajaran de sus niveles récord.

De los 15 buques cisterna de GNL que declararon sus puertos, Reino Unido, Francia y España son los destinos de cuatro cada uno, y los Países Bajos, Gibraltar y Malta reciben uno cada uno.

Además, un metanero cuyo destino no fue declarado está amarrado en el fondeadero de Milford Haven, en el Reino Unido.