España se libra de la tutela de la Comisión Europea nueve años después

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Nueve años después España abandona el procedimiento de déficit excesivo después de que Eurostat haya confirmado que la administración pública cerró 2018 con un déficit público del 2,48% del PIB. Se trata de una disminución de 0,6 puntos porcentuales, o 5.921 millones de euros, respecto al 3,08% registrado en 2017.

El déficit conocido hoy supone además una disminución de 0,15 puntos porcentuales respecto al dato del 2,63% comunicado el pasado 29 de marzo. Esta modificación se produce como consecuencia del proceso habitual de consultas e intercambio de información realizado con Eurostat por parte de las instituciones españolas, según ha señalado Moncloa, que asegura que los datos comunicados por la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) el pasado 29 de marzo contemplaban inicialmente un mayor gasto de la Administración central correspondiente “basándose en el principio de prudencia”.

Una vez ajustados los datos y concluido el proceso de validación de Eurostat, la cifra de déficit de 2018 de España se sitúa en 29.982 millones, lo que supone el 2,48% del PIB. Si se excluye la ayuda financiera, el déficit público se sitúa en el 2,47% del PIB.

Si se analiza el déficit por sectores, la administración central cerró 2018 con un déficit de 16.376 millones de euros, lo que representa el 1,36% del PIB, frente al 1,89% de 2017. Se trata del sector que más ha rebajado su déficit el pasado ejercicio con una disminución de 5.660 millones de euros, lo que supone un 25,7% menos.

Por su parte, las comunidades autónomas cerraron con un déficit de 2.810 millones, un 0,23% del PIB. Cabe recordar que 15 de las comunidades han cumplido el objetivo de déficit, cinco de las cuales cierran 2018 con superávit.

Los fondos de la Seguridad Social acabaron con un déficit de 17.088 millones, lo que equivale a un 1,41% del PIB. Por último, las corporaciones locales registraron un superávit por séptimo año consecutivo. El saldo positivo ascendió a 6.292 millones de euros, un 0,52% del PIB.

Las cifras publicadas hoy por Eurostat también mejoran la ratio de deuda pública comunicada el pasado marzo. La deuda pública cerró 2018 en el 97,09% del PIB frente al 98,12% de 2017, lo que supone la mayor caída anual desde 2014.

Déficit y deuda de la eurozona

En el conjunto de la eurozona, la ratio déficit público / PIB disminuyó del 1,0% en 2017 al 0,5% en 2018, mientras que en el conjunto de la UE pasó del 1,0% al 0,6%. Por su parte, la deuda pública bajó del 87,1% al 85,1% en la eurozona y del 81,7% al 80,0% en el conjunto del bloque común.

En 2018, Luxemburgo (2,4%), Bulgaria y Malta (2,0%), Alemania (1,7%), Países Bajos (1,5%), Grecia (1,1%), Chequia y Suecia (0,9%), Lituania y Eslovenia (0,7%), Dinamarca (0,5%), Croacia (0,2%) y Austria (0,1%) registraron superávit público, mientras que Irlanda mantuvo en equilibrio sus finanzas públicas. Dos Estados miembros registraron déficit iguales o superiores al 3% del PIB: Rumanía (-3,0%) y Chipre (-4,8%).