España registra la cifra más baja de muertes en un mes y los recuperados superan a los nuevos infectados

Un agente de la Policía Nacional se prepara para repartir mascarillas en Pamplona coronavirus
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

España ha registrado este viernes la cifra más baja de muertos en un mes tras sumar 367 fallecidos en las últimas 24 horas. El total, según los datos del Ministerio de Sanidad, se sitúa ya en los 22.524. Asimismo, se da la situación de que hay más curados que positivos.

En concreto, 3.105 personas han recibido el alta hospitalaria, llegando de esta manera a las 92.355. Frente a esto, los nuevos casos de contagios de hoy respecto a ayer ascienden a 2.796. Eso sí, contando únicamente los confirmados por PCR. En este caso, los infectados desde que se desató esta crisis son 202.990. No obstante, si tenemos en cuenta los test tanto de PCR como de anticuerpos, esta cifra se elevaría hasta los 219.764 frente a los 213.024 del jueves.

“Hoy es el primer día en el que los datos de curados son superiores a los nuevos casos notificados”, ha destacado el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, en su habitual comparecencia diaria desde el Palacio de la Moncloa.

Tras “varios días de incertidumbre”, ha afirmado este experto, “hemos podido corregir en todas las comunidades esa información” y el incremento de los contagios ha sido del 1,4%, la “mejor cifra desde hace unas semanas”.

Gran parte de los 2.796 nuevos casos confirmados por PCR se han dado en la Comunidad de Madrid. En concreto, 1.097. Ante esto Simón ha recordado que no se trata de contagios de hoy ni de ayer, sino que corresponden a infecciones de hace 15 días. Asimismo, ha rechazado que la salida de los menores de 14 años a la calle, que entrará en vigor este domingo, no conlleva reforzar los hábitos de higiene. “No debería haber riesgos importantes ni para los padres ni para los niños”.

Según Fernando Simón, la vuelta al trabajo de las actividades no esenciales “no ha tenido un impacto importante” en los datos de contagiados, aunque todavía “hay un poco de margen” para confirmarlo.