Escrivá niega “razones recaudatorias” en la reforma de las cuotas de los autónomos

José Luis Escrivá

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. Autor: Pool Moncloa/JM Cuadrado

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha negado hoy que la reforma en las cotizaciones a la Seguridad Social de los autónomos responda a “razones recaudatorias”, sino que busca “un sistema más justo y que permita mejores pensiones”.

Escrivá ha adelantado que esta misma tarde se celebrará una nueva reunión del Gobierno con las asociaciones de autónomos, por lo que ha abogado por la “prudencia” antes de que pueda llegarse a una propuesta final. No obstante, ha asegurado que la propuesta del Ejecutivo es “absolutamente consistente” con el acuerdo alcanzado en julio con los agentes sociales y supone reducir las cotizaciones “a un gran número de los autónomos”. Además, ha recordado que la intención es que el proceso se distribuya en un plazo de nueve años.

La reforma “no se hace por razones recaudatorias”, ha defendido el ministro. “Lo pidieron los agentes sociales y el Pacto de Toledo”, y persigue “un sistema más justo y que permita mejores pensiones para los autónomos”.

No obstante, el Ministerio se mantiene a la espera de las “contrapropuestas” de los agentes sociales.

Escrivá prevé que enero termine con 429.000 afiliados más que antes de la pandemia

Escrivá ha comparecido en el Ministerio para adelantar las cifras de afiliación a la Seguridad Social de enero. En ese sentido, ha asegurado que enero se cerrará con la creación de 66.000 empleos, situándose el crecimiento de la afiliación en este mes “muy por encima” de lo que se registraba en este mes “en los años previos a la pandemia”.

De este modo, la afiliación a la Seguridad Social cerrará el mes con 19,8 millones de trabajadores, lo que supone un aumento de 429.000 afiliados respecto a las cifras anteriores al estallido de la pandemia en marzo de 2020. El ministro ha destacado además que este incremento de 429.000 afiliados responde a un aumento de 200.000 puestos de trabajo en el sector privado y 229.000 en el público.

En ese sentido, ha valorado estas cifras teniendo en cuenta que todavía quedarían 55.00 empleos por recuperar en sectores con “actividades restringidas” como los ligados a la hostelería o el turismo.

Aparejada a la creación de empleo, el ministro ha destacado que la recaudación por cotizaciones ha alcanzado los 130.000 millones de euros. La cifra no solo está “muy por encima de antes de la pandemia” sino que supone ya un 10,8% del PIB.