Escrivá defiende que las previsiones económicas ahora son «menos útiles que nunca»

José Luis Escrivá, presidente de la AIReF
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha afirmado que las previsiones macroeconómicas a largo plazo son ahora «menos útiles y menos informativas que nunca», dado el nivel de incertidumbre provocado por la pandemia de coronavirus.

Así lo ha asegurado el ministro en declaraciones a RNE 5, recogidas por Europa Press, en relación a las previsiones de la OCDE publicadas este miércoles que apuntan a una caída del PIB de hasta el 14,4% este año en el escenario más adverso, lo que supondría la mayor caída de todos los países que integran esta organización.

Escrivá ha reconocido que, teniendo en cuenta la etapa que se vive actualmente, con su incertidumbre sobre si habrá rebrotes de la enfermedad o su secuencia temporal, es «difícil» hacer previsiones, añadiendo que él se ha dedicado anteriormente a hacer estos pronósticos, tanto en España como para organismos internacionales.

Además, ha insistido en que los datos aportados por la OCDE, o anteriormente por el Banco de España y otras instituciones, ofrecen distintos escenarios, pero que en los titulares de los periódicos siempre aparecen «los más pesimistas».

De hecho, la caída prevista del 14,4% por esta organización internacional supone que se producirá una nueva oleada de contagios en la segunda mitad del año. Sin embargo, en el primer escenario, en ausencia de rebrotes, España caería un 11,1%, menos que Reino Unido (11,5%), Francia (11,4%) o Italia (11,3%).

Por ello, el ministro cree que, más interesante que las previsiones, es analizar los datos que van llegando en frecuencia alta, es decir, las cifras de mayo, junio y julio y ver si van casando con lo que el Gobierno se esperaba con anterioridad.

En este sentido, pese a que no todas las comunidades han avanzado igual en sus distintas fases, cree que no se esperaba una cifra «tan alta» relativa a la recuperación del empleo. Por ejemplo, el sector de la construcción, que perdió 150.000 empleos de golpe, ya ha recuperado prácticamente todos los puestos de trabajo. Asimismo, del millón de trabajos que se perdieron desde la declaración del estado de alarma, se han recuperado ya 230.000.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish