Escrivá cifra en 783.000 los trabajadores que quedan en ERTE

José Luis Escrivá

José Luis Escrivá. Autor: Pool Moncloa/JM Cuadrado

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha señalado que el número de trabajadores en un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) ha bajado desde febrero y se ha situado en 783.000 personas, según cifras de antes de ayer, 22 de marzo.

Así lo ha apuntado el ministro en rueda de prensa para hacer balance estadístico de las medidas tomadas por el Ministerio durante la pandemia, donde también ha indicado que, hasta la fecha, se han tramitado 3,8 millones de bajas Covid, 1,3 millones por infección y 2,5 millones por cuarentena.

El titular del Ministerio ha incidido en que el número de ERTE está bajando «al ritmo que se va recuperando la movilidad». Escrivá ha recordado que los ERTEs llegaron a estar por encima de 3,5 millones de personas y que en aquel momento las medidas y el objetivo era la protección y que esta fuese «suficiente» y diera tranquilidad ante el deterioro «enorme» que estaba viviendo la actividad económica.

«Ahora tenemos los ERTE hasta el mes de mayo. Vamos a ver cómo estamos en mayo y valoraremos la situación, pero espero que estemos en una situación en la que vayamos desenganchándonos de las medidas de una forma gradual y progresiva. Esto sería lo lógico en función del proceso de vacunación, pero lo valoraremos en mayo con los agentes sociales», ha dicho el ministro.

Respecto a la próxima negociación de prórroga de los ERTE, Escrivá ha dejado claro que «hacer una previsión rígida no tendría sentido» y que el Gobierno está abierto al diseño «que en cada momento sirva mejor al propósito de la recuperación y la protección, que son los dos elementos centrales».

«Si el escenario central es que el que pensamos, el énfasis va a estar de nuevo en la activación a partir de mayo. Los incentivos a la activación fueron importantes en junio, los fuimos tamizando y limitando más porque el énfasis en la protección volvió a ser importante desde noviembre», según Escrivá, que ha dicho que, no obstante, esto se verá «en el momento» y que «se discutirá con agentes sociales».

El ministro también ha explicado que puede haber ciertas reajustes sectoriales y que para algunas circunstancias el modelo de ERTE debe poner mucho más el énfasis en la formación y la adecuación de las capacidades de los trabajadores a las nuevas circunstancias.

Recuperación del empleo tras la Semana Santa

Escrivá ha avanzado que los ERTE van a seguir bajando, porque siguen recuperándose los niveles de actividad. En esta línea, ha destacado que los datos de afiliación están yendo mejor, pese al arranque «flojo» de marzo por no producirse las contrataciones estacionales de cada año con motivo de la Semana Santa.

«Ojalá, si el proceso de vacunación tiene los efectos esperados, podamos ver esa recuperación en el empleo más fuerte en los próximos meses, después de la Semana Santa», ha incidido.

Por otro lado, preguntado sobre el impacto que puede tener en los ERTE y su prórroga una nueva ola, el ministro ha dejado claro que el foco tiene que ser que se haga todo lo posible para que no haya cuarta ola. «Podemos no tener cuarta ola si las cosas se hacen bien, pero tiene mucho que ver con los comportamientos individuales y también con que el marco general de restricciones se mantenga», ha añadido.