“Es intolerable que Montoro dé lecciones de gasto, cuando el PP ha acabado con la hucha de las pensiones”

Cristobal Montoro, Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

“Grave intromisión”, “intolerable” o “forzar para generar descontento en la ciudadanía”. Este es el análisis que ha realizado Equo ante la intervención de las cuentas del Ayuntamiento de Madrid por parte del Ministerio de Hacienda. Y es que la formación verde ha recordado algunos datos que, a su entender, contraponen la decisión: mientras Ahora Madrid “ha reducido en más de 2.000 millones la deuda municipal”, el Gobierno de Mariano Rajoy se funde “la hucha de las pensiones”.

Equo ha tachado de “grave intromisión” el movimiento de Cristóbal Montoro. Una decisión que sale desde Hacienda que, según la formación, tiene un “único objetivo”: “paralizar” la actividad de un ayuntamiento que tiene “las cuentas saneadas” para así entorpecer la acción de gobierno de Manuela Carmena “e impedir que el éxito de las políticas de Ahora Madrid pueda abrir la puerta de acceso a La Moncloa a las fuerzas del cambio”.

“La decisión de Montoro tiene un trasfondo político claro: forzar que todo el superávit se dedique a la amortización de deuda y no a inversiones sociales, para generar descontento en la ciudadanía y recuperar el Gobierno de la ciudad”, han censurado desde Equo. Y más al interpretar desde dónde salen estas restricciones.

La organización ve “intolerable” que “Montoro intente dar lecciones de gasto”, sobre todo, después de que “el PP ha incumplido sistemáticamente la regla de gasto y la de estabilidad presupuestaria”. “Ha acabado con la hucha de las pensiones y va camino de liquidar el Estado del bienestar”, ha concluido Equo tras mostrar su apoyo al Ayuntamiento de Madrid.

IU lleva el caso a Bruselas

Por su parte, Izquierda Unida ha decidido ir un paso más allá traspasando las fronteras nacionales. La formación ha denunciado ante la Unión Europea “el grave ataque a un principio democrático básico como la autonomía local” que supone la intervención. A través de una pregunta a la Comisión Europea, la eurodiputada Marina Albiol ha advertido de que con esta actuación, el ministro conservador está poniendo “en riesgo la continuidad de servicios públicos básicos”.

De esta manera, Albiol ha lanzado una serie de preguntas a Bruselas relacionadas con esta decisión:

“¿Qué medidas va a tomar la Comisión Europea ante esta violación de la Autonomía Local por parte del Estado español consagrada en el artículo 4.2 del Tratado de la Unión Europea?”.

“La intervención pone en riesgo la mejora de infraestructuras y de servicios esenciales como el transporte público, vivienda o educación infantil. ¿Considera la Comisión que es procedente aplicar esta intervención impidiendo garantizar estos derechos, a un Ayuntamiento que cumple con todas sus obligaciones económicas financieras y que presenta unas perspectivas totalmente favorables?”.

“¿Era este el tipo de resultado que buscaba la UE al forzar la reforma del artículo 135 de la Constitución Española?”.