ERE de Unicaja: indignación en los sindicatos por la subida de sueldo a Menéndez

Manuel Menéndez, ceo de Unicaja

Manuel Menéndez, ceo de Unicaja. Autor: Jorge Tores (Deloitte)

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Manuel Menéndez, que ha pasado de ser consejero delegado de Liberbank a ocupar el mismo puesto en Unicaja tras la fusión de ambas entidades, recibirá un sueldo este año superior al del año pasado. Una subida que será de un 25% y que ha despertado la indignación de los sindicatos en un momento en que el banco negocia un ERE para algo más de 1.500 trabajadores.

“Nos encontramos con la noticia, muy poco sorprendente para quienes llevamos más de 25 años padeciendo su nefasta gestión, de que el consejero delegado de Unicaja, antiguo consejero delegado de Liberbank y antiguo presidente de Cajastur, empresas estas dos últimas finiquitadas y liquidadas, ha sido beneficiado, nada más acceder a su nuevo puesto en Unicaja, con un suculento aumento de sueldo absolutamente injustificado e injustificable”, señala el sindicato CSI en un comunicado en su blog.

La formación sindical se hace eco de una información de La Voz de Asturias, de acuerdo con la cual el salario de 2021 para el consejero delegado se ha fijado  en 552.000 euros brutos anuales como retribución fija. La cantidad supone un 25% más que los 441.000 euros que, según la información de la CNMV, Menéndez cobró en 2020 como máximo responsable de Liberbank.

“Mientras los trabajadores de Liberbank estábamos sometidos a brutales recortes desde el 2013, el consejero delegado se embolsaba 440.000 euros anuales de salario fijo (1.200 euros al día, incluidos domingos y fiestas de guardar)”, critica CSI. “Una vez nombrado consejero delegado de Unicaja, el salario fijo anual que va a percibir este directivo, cuya principal obsesión es el recorte salarial ajeno, será de 552.000 euros (1.500 euros al día)”.

Además, Menéndez “percibirá una aportación anual a su plan de pensiones de 170.000 euros”, señala el sindicato.

Este incremento salarial se conoce en un momento en el que Unicaja negocia un expediente de regulación de empleo (ERE) para más de 1.500 trabajadores, una cifra muy superior a la que habían anticipado los sindicatos tras la absorción de Liberbank.

En concreto, Unicaja ha propuesto un ajuste de 1.513 puestos de trabajo y el cierre de 395 oficinas. Las negociaciones se encuentran todavía en el período informal.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA